Berlin Fashion Week: La moda ética comienza a ser sexy

La moda verde y ética va tomando posiciones en los escaparates de las principales ciudades europeas de la moda. Gran ejemplo de ello es la evolución del negocio que viven las ferias Greenshowroom y Ethical Fashion Show, celebradas esta semana en Berlín.

No hay ninguna duda. El eco-fashion sabe venderse, y lo sabe hacer muy bien. Entrar en los eventos Greenshowroom y Ethical Fashion Show, que se celebran estos días en Berlín bajo la batuta de Messe Frankfurt, nos ha servido para mirar la moda desde otra dimensión, una que nos transporta a lejanos prados teñidos de un blanco roto que solo el algodón orgánico real puede pintar y bañados por un cielo azul, no contaminado, en el que la mano del hombre se une con la naturaleza pura para crear tejidos que después serán vestidos confeccionados en la mejores condiciones de trabajo.

Así hablan los expositores de estos salones, para los que el negocio pasa a ocupar un segundo plano (“los números son lo de menos” –nos decía uno de ellos-,) porque para ellos lo importante de todo esto es concienciar al cliente y al consumidor de que el mundo de la moda no puede seguir evolucionando así, “no es sano”.

Son empresas que crean sus colecciones a partir de fuentes renovables, que intentan malgastar el mínimo posible, que intentan no usar sustancias tóxicas y que creen que en la moda todo se puede reducir, reusar, reciclar y componer. Hablan de un planeta, el nuestro, de unos agricultores a los que hay que dar la oportunidad de trabajar y vivir dignamente, de niños pobres que sonríen, de un nuevo estilo de consumo, de aprovechar hasta el último trozo de tela para hacer un vestido…

El eco-fashion sabe venderse, y lo sabe hacer muy bien.

Gracias a su discurso, Greenshowroom y Ethical Fashion Show Berlin se han convertido en la más grande plataforma B2B de Europa dedicada a la moda eco-friendly y fairly-produced, o lo que es lo mismo, respetuosa con el medio ambiente y producida en las mejores condiciones industriales y sociales. Al menos eso es lo que aseguran desde la organización de los eventos. Más de 160 empresas internacionales han participado en esta edición (la feria comenzó su andadura hace 5 años con 39 expositores), mostrando alta moda y accesorios en Greenshowroom y Street y Casual wear en Ethical Fashion Show.

En el listado encontramos seis expositores españoles: Suite 13, Skunkfunk, Xisqueta, El Naturalista, Cus y Allsisters-Responsible Swimwear. Todos saben que en Alemania y en el Norte de Europa en general, este movimiento de hacer moda con conciencia es ya un negocio que funciona bien pero que tiene mucho más que dar.

Greenshowroom-moda ética- eco- bio-etica- responsable green fashion

Skunkfunk lleva ya dos temporadas participando en el evento. La compañía, que tiene tienda propia en Berlín, en Weinmeister Strasse, cuenta también con 12 tiendas propias y dos franquicias en España, cuatro tiendas propias y una franquicia en Francia y otros puntos de venta en Lisboa, Oporto, Dublín, San Francisco y Santiago de Chile. El Director General de esta compañía española, Mikel Feijoo, nos contaba ayer: “Alemania es nuestro segundo mercado extranjero. Un 85% de nuestro wholesale procede de la exportación, un 70% si consideramos todos los canales de distribución”.

Sobre la feria, aseguró que “funciona mejor cada año”. Pero más allá del negocio, que también, Mikel quería hablar de la necesidad que tiene de hacer moda sostenible: “Comencé a pensar en este proyecto de moda verde cuando comenzamos a producir  en China (…) Actualmente, el 50% de nuestra colección es sostenible, pero nuestro plan es conseguir llegar al 100%”.

Sobre los problemas que se encuentra en el mercado subrayó: “No existe una certificación global que incluya todas las certificaciones. Esto debería cambiar, nos ahorraría muchos quebraderos de cabeza a las marcas y sería más efectivo ante el cliente, que lo primero que te pide es el listado de sellos y certificaciones (…) Nosotros, a día de hoy, somos la única empresa española de moda con certificación GOTS”. Es la norma líder mundial en el procesamiento de textiles hechos con fibra orgánica, que incluye criterios ecológicos y sociales, y está sustentada por certificaciones independientes en toda la cadena de provisión textil. Para muchos expertos, GOTS es considerada la certificación más completa en este campo.

En El Naturalista tuvimos la ocasión de poder hablar largo y tendido con su Director de Marketing, José María de la Peña. “Desencantados del panorama ferial de Berlín -participamos desde los comienzos en la feria Bread&Butter y después intentamos Panorama, pero no nos encajó nada-, decidimos apostar por Ethical hace dos temporadas. Sabíamos que no era una feria de negocios pero buscábamos tráfico”.

La empresa comenzó a andar como “agente de la transformación social” en el año 2013. Sus valores humanos tienen especial enfoque hacia la asistencia y educación de los niños, generar cambios en nuestra sociedad a través de una conciencia social, promover una nueva forma ética de hacer negocios y respetar la naturaleza por encima de todo. Actualmente, el 91% de su negocio procede de la exportación y Alemania es el primer mercado en volumen, seguido de Francia, Norteamérica, Italia y China.

“Nuestros pilares son la innovación de producto, la sostenibilidad y los valores sociales y el tema digital” – subrayó de la Peña. Nos gusta la pasión con la que nos habla de su producto, de cada detalle, de la piel vegana, del diseño natural: “El 90% del material con el que hacemos nuestras colecciones es made in Spain, el 10% restante es europeo” -asegura. Pero sobre todo nos entusiasma cómo habla de las condiciones sociales en las que trabajan sus empleados en Marruecos, donde producen parte de su colección, y de los nuevos planes éticos de la firma, que no duda en apostar por conseguir las certificaciones necesarias y participar en proyectos que impulsen actividades para hacer de este tipo de moda verde y ética un baluarte para el planeta.

greenshowroom-ethical fashion show - eco - bio- ética-moda- slow fashion

Y es que, como dicen en Ecoalf, “no existe un planeta B”. Por eso pensamos que cada día habrá más marcas que apuesten por producir moda con materia prima ecológica -telas realizadas de materiales orgánicos certificados, fibras naturales seleccionadas, fibras recicladas, fibras biodegradables artificiales basadas en productos primarios ecológicos y renovables-; más empresas que optimicen su proceso de producción para que respete el medio ambiente en las fases de teñido y acabado telas; nueva marcas que se preocupen por los aspectos sociales y la transparencia en el negocio, con productos de comercio justo, presentación de informes de responsabilidad social corporativa y certificaciones en este campo.

Las ferias siguen abiertas, hoy, 21 de enero.

* Para más información: www.greenshowroom.com / www.ethicalfashionshowberlin.com

2017-10-19T08:33:52+00:00 21 enero, 2016|Ferias y Pasarelas, Top News|