Lovisa Malmberg Gomis: diseño inteligente para Kappahl

Esta primavera Lovisa Malmberg Gomis –ganadora del premio 2016 de Kappahl de diseño sostenible- presentará algunas prendas que ha preparado como consecuencia de su participación en el concurso, entre ellas varios vestidos multifuncionales e inteligentes que pueden usarse de tres maneras diferentes, como prendas funcionales para la vida diaria y como prendas de noche y fiesta.

20.04.2017.- De esta forma, las prendas, que serán comercializadas por Kappahl, aumentan sus posibilidades de uso y salen proporcionalmente más económicas. Según comenta la propia Lovisa, de una manera creativa y divertida, podemos hacer una mejor elección, también para el futuro del medio ambiente. La sostenibilidad es tan sencilla como esto.

Maria Segergren, vicepresidente de diseño y aprovisionamiento de KappAhl, por su parte, dice: la idea de Lovisa para crear prendas inteligentes fue toda una inspiración para KappAhl. Trabajamos muy en serio para encontrar soluciones creativas que promuevan un consumo responsable. Y esto es exactamente lo que Lovisa aportó con su candidatura al premio con sus diseños de vestidos multifuncionales.

Estas prendas estarán disponibles en algunas tiendas de KappAhl y, a partir de fines de abril, en su tienda online.

Lovisa Malmberg Gomis, Kappahl, diseño inteligente de moda, diseño sostenible de moda, Sweden Textile Water Initiative, Acuerdo para un Textil más Limpio, Better Cotton Initiative, concurso de diseño de moda

Kappahl, un ejemplo de sostenibilidad

KappAhl, fundada en 1953 en Gotemburgo, es una cadena de moda nórdica con casi 380 tiendas en Suecia, Noruega, Finlandia y Polonia. Su misión es proporcionar moda asequible, creada por sus propios equipos, para un segmento muy amplio de la población. Durante el ejercicio 2005/2006 el importe de sus ventas netas alcanzó los 4.700 millones de coronas suecas. Cuenta con 4.000 empleados en nueve países.

Este grupo sueco es una de las empresas confeccionistas que se ha tomado en serio su contribución a la sostenibilidad del planeta, teniendo especialmente en cuenta la enorme cantidad de agua, energía y productos químicos que consume la industria textil y confeccionista. Por este motivo, considera que hay que hacer todo lo posible por reducir su uso y, en todo caso, para tratar el agua antes de devolverla al medio ambiente. Kappahl ayuda también a sus proveedores a reducir el consumo de agua, energía y productos químicos.

Kappahl es miembro de la Sweden Textile Water Initiative, que ya cuenta con 30 socios suecos, y que desarrolla programas en China, India, Bangladesh, Turquía y Etiopía. Gracias a ellos, las empresas participantes han conseguido reducir su consumo de agua durante los últimos años un 7%, que es el equivalente a 360 millones de litros, el consumo diario de agua de una ciudad de más de 3,5 millones de habitantes.

En Bangladesh, Kappahl forma parte del Acuerdo para un Textil más Limpio, que trabaja con los fabricantes confeccionistas, con sus proveedores y con otros interesados para promover una producción más limpia y sostenible. Todo ello -asegura Kappahl- se puede conseguir con métodos simples y de coste competitivo. Las inversiones necesarias se amortizan muy deprisa.

Las primeras medidas pueden ser tan sencillas como evitar que las tuberías goteen o hacer agujeros en los techos para iluminar de forma natural los talleres. De una forma natural, los interesados utilizarán estas mismas técnicas de ahorro en su entorno natural. En una segunda etapa se pueden abordar proyectos más ambiciosos como la sustitución de los generadores diesel por sistemas de vapor. La tercera etapa implica el estímulo y la formación de los proveedores, para que inviertan en nuevas tecnologías más sostenibles que solo tienen sentido a largo plazo.

Dado que el algodón es una materia prima muy utilizada y exige un consumo elevado de agua y de productos químicos, Kappahl también forma parte activa de Better Cotton Initiative (BCI), que trabaja para reducir el impacto medioambiental de su cultivo. El objetivo de Kappahl es que en 2020 todo su algodón sea ya sostenible.

El grupo sueco, por último, también se esfuerza por ir aumentando el uso de materiales reciclados (poliéster o lana) y de otros, que se distinguen por su menor consumo de agua y energía, como el lyocell.

+Info: www.kappahl.com

2017-10-19T09:34:51+00:00 20 abril, 2017|Confección Exterior, Lo Más|