Moda con valentía: Kitipongo

El origen de Kitipongo es, como el de muchas nuevas marcas españolas, la crisis, el paro y la valentía consecuente de sus fundadores. Por eso, esta firma de moda infantil nos parece muy interesante para aprender del ejemplo. Hablamos con Carmen Giner, fundadora de Kitipongo, una marca nacida en uno de los momentos más difíciles de la moda española.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuéntenos la historia del nacimiento de su marca.

Kitipongo nació en 2009 en plena crisis, y toda su vida se ha desarrollado en crisis. La historia de Kitipongo es complicada porque hemos ido viendo cómo, a medida que hacíamos nuevos clientes, otros que ya teníamos cerraban. Hemos visto cómo se reducían los pedidos de las tiendas. Tenemos competidores, franquicias y grandes marcas, que confeccionan en países asiáticos con unos costes muy reducidos, y, en época de crisis donde prima el precio sobre la calidad, es muy difícil seguir con un proyecto así.  Sólo el amor por el trabajo bien hecho te hace seguir.

¿Cómo ha evolucionado Kitipongo desde que montó el taller en su propia casa?

Poco a poco con esta crisis tan larga. Empezamos con prendas de la talla 2 a la 8, ahora tenemos también una colección de bebés, con las tallas 0, 3, 6 y 12 meses, y también la talla 10.

¿Por qué decidió crear una marca de moda infantil y no de otra categoría?

Mi preparación, mi experiencia y mi interés por la moda me hicieron decidirme por el diseño de ropa. Aunque tenía más experiencia en patronaje de mujer, me decidí por la ropa de niños porque pensé que en las tiendas se encontraban los modelos de siempre, clásicos, y que los niños se merecían una ropa elegante, como nos gusta a los mayores, divertida, informal, alternativa: Kitipongo. Aunque no descarto hacer ropa para mayor también…

Los principios no son fáciles. ¿Qué obstáculos se ha encontrado en el camino desde la idea hasta el final lanzamiento de su marca?
Uff, muchos. Has de buscar proveedores que tengan la materia prima que a ti te gusta, que sea diferente a las demás marcas, que te vendan pequeñas cantidades, variar cada año, sacar colecciones diferentes, encontrar talleres que trabajen como a ti te gusta, sacar un buen patronaje… Otro problema muy grande es la financiación: empezar, ir a ferias, comparar materiales, hacer una web, todo tiene costes y te lo has de financiar tú todo, no hay ayudas. Conseguir que  las tiendas confíen en tu marca tampoco es ni fácil ni rápido, han de ver que estás ahí año tras año innovando y luchando…

Desde 2009, ha llovido mucho… ¿qué ha aprendido en todo este tiempo del sector de la moda infantil?
Hemos aprendido mucho, podemos estar preparados en una parte de todo lo que conlleva tener una marca, saber de diseño, de patronaje, conocer los tejidos… pero la parte comercial, la publicidad, rodearte de profesionales, fotógrafos, informáticos, la competencia, diferenciarte, exportar… en una época tan complicada…

El sector no está en su mejor momento: el consumo interno congelado, el Fast fashion acapara todas las miradas y revienta precios, las rebajas no cesan… ¿cómo enfrenta una nueva marca este amargo panorama español?

Ofreciendo algo personalizado, con calidad, diseño y exclusividad, que se diferencie de las grandes marcas…  y trabajo, trabajo y trabajo.

¿Qué ayuda más: la presencia en ferias, el boca oreja, Internet, Asepri…?
Internet es una herramienta que te ayuda a estar en cualquier lugar del mundo, nosotros le prestamos mucha atención, cuidamos nuestra web y nuestra imagen en ella. Las ferias son muy interesantes, es un escaparate para tiendas que no te conocen y, sí o sí, tienes que estar. La prensa también es fundamental para que se conozca nuestra web y nuestro trabajo. El boca oreja es posterior, cuando ya estás en las tiendas viene muy bien.

¿Quiénes son sus proveedores y porqué los ha elegido?
Nuestros principales proveedores son españoles aunque alguna vez, para prendas determinadas, hemos comprado a algún fabricante francés. Siempre elegimos tejidos de calidad, innovadores, alternativos con un perfecto acabado, y que respeten el medio ambiente.

¿Dónde produce sus diseños?
Toda la producción es española, tenemos los talleres aquí en Madrid porque así controlamos la calidad. Creemos en el empleo local y en la calidad de la confección en España, de los tejidos españoles y de sus diseños. Creemos que debemos apostar por el empleo aquí y no por la explotación en terceros países. También creemos que la moda de usar y tirar las prendas sólo produce contaminación. Queremos además tejidos naturales para cuidar a nuestros niños.

¿Dónde se puede adquirir actualmente la marca?
Actualmente vendemos en España y en Italia. En España estamos en las tiendas Ya voy Mama (Cádiz), El Pájaro Invisible (Madrid), Enredando con Sara (Oviedo), Mary & Lucky (Málaga), Pestoni (La Coruña) y Lima Limón (Nerja, Málaga). En Italia estamos en Jijoca Baby Concept (Milán) y en la tienda online Mirtilla.

¿En qué ferias ha expuesto sus productos? ¿Cuáles le han funcionado mejor?
Las ferias no son como antes que todo el mundo comparaba allí, ahora son importantes los contactos, los clientes lo piensan, por eso se tarda un tiempo en saber el verdadero resultado de la feria.

En nuestro tour ferial hasta la fecha hemos recorrido las siguientes ferias: Pitti Bimbo, Little Barcelona (dentro de Momad Metrópolis), Playtime París, 100% Puro Market (Madrid), B4Zaar Creative Market (Madrid), See Me Fashion Show, cuando se celebraba en Valencia, y Daisy Market (La Coruña).

Las ferias que mejor funcionan son las específicas de ropa infantil: Pitti Bimbo, Playtime, Little Barcelona en Ifema… A Little sólo hemos ido a la última edición, es más pequeña pero nos gustó, es más alternativa. Volvemos en la siguiente edición. Además, este año hemos ido por primera vez a Pitti Bimbo de Florencia.

¿Qué nos puede contar de su plan de internacionalización?
Queremos ir poco a poco, para poder aprender. Hemos hecho acuerdos con algunas escuelas de negocios que se dedican a abrir mercado en países del Sudeste asiático, pero sólo a modo de experiencia para conocer el sector. Si ya en España o en la UE es complicado abrir mercado, en países más alejados es mucho más difícil.

¿Cuáles son sus planes de futuro?
Nuestros planes son abrir mercado, exportar, y para ello vamos a ampliar nuestro esfuerzo yendo a ferias internacionales. Además en esta nueva colección Invierno 2015 hemos introducido punto, de nuestros paños de lana 100% en abrigos, chaquetas etc. estamos haciendo jerseys, vestiditos petos y prendas de punto para bebes, de lana merino 100%, seda con angora… tejidos naturales de gran calidad.* Puede leer y descargar la entrevista al completo en Pinker Moda N.350

* Para más información: www.kitipongo.es

2015-11-05T19:15:14+00:00 5 noviembre, 2015|Confección Exterior|