La Generalitat anuncia medidas transversales para ayudar al sector industrial


Àngels Chacón, Consellera de Empresa y Conocimiento, evaluó la situación del sector industrial en plena crisis por Covid-19 y presentó medidas para hacerle frente a través de un encuentro virtual.

|29.04.2020| El encuentro virtual con los empresarios del textil catalán tuvo lugar ayer, día 28 de mayo, y estuvo organizado por la Confederación de la Industria Textil (Texfor); la Fundación para la Industria 1559; y el Gremio de Fabricantes de Sabadell. Contó con la participación y asistencia de más de 70 empresas del sector y varios medios de comunicación, entre los cuales Pinker Moda.

Tras una breve presentación por parte de los organizadores del evento, la Consellera Chacón tomó la palabra y destacó la importancia de “contar con información clara para saber con qué opciones cuenta la industria en este contexto incierto e inesperado”. Asimismo, recordó que, una vez superado el pico de la crisis sanitaria, “se pondrá en marcha una mesa de reactivación de la economía y de la actividad industrial”.

A continuación Àngels Chacón cedió la palabra a los empresarios del textil catalán que se habían sumado al encuentro. Y es que, en su opinión, era mucho más interesante establecer un diálogo basado en preguntas y respuestas que apostar por un discurso plano y unidireccional. Bajo estas pautas, los empresarios empezaron a formular una serie de preguntas que la Consellera respondió amplia y distendidamente.

ProACCIÓ 4.0, digitalizando la industria

La primera cuestión giró en torno a la digitalización y al avance hacia una industria 4.0. Josep Roca recordó la ilusión y la esperanza con la que la industria textil catalana recibió el programa ProACCIÓ 4.0 y aseguró que actualmente lo sienten muy lejos, ya que en este momento crítico la industria se limita a sobrevivir. En respuesta al señor Roca, la Consellera recordó que, “ahora más que nunca hay que proteger nuestro tejido productivo y para ello es clave apoyar la digitalización”.

ProACCIÓ 4.0 es una iniciativa del Departamento de Empresa y Conocimiento de la Generalitat que tiene como objetivo acelerar la transformación del tejido empresarial catalán hacia la industria 4.0.  El programa «fomenta la incorporación de las tecnologías del ámbito de la industria 4.0 como la realidad aumentada y virtual, la impresión 3D, el big data, la inteligencia artificial, el 5G, el Internet de las Cosas (IOT), el blockchain o la robótica colaborativa». Son palabras de Chacón durante la presentación del proyecto el pasado noviembre de 2019.

Paquete de ayudas transversales

Josep Moré preguntó por las ayudas a la industria que tiene previstas la Generalitat para hacer frente al Covid-19. Àngels Chacón reconoció que, hasta la fecha, las ayudas para combatir los efectos devastadores del coronavirus en términos económicos han ido destinadas al turismo y al comercio. Sin embargo, aseguro, que desde la Conselleria de Empresa y Conocimiento de la Generalitat “estamos trabajando en un paquete de ayudas transversales especializadas en el sector industrial. Estarán muy orientados a pequeñas y medianas empresas”. Además, explicó que está siendo prioritario que “sean compatibles con el resto de ayudas y fáciles de tramitar”.

Ante una avalancha de ERTEs

Otra pregunta estuvo relacionada con los Expedientes de Regulación Temporal del Empleo. Un elevado porcentaje de empresas textiles se han visto obligadas a aplicar ERTEs a su plantilla para poder sobrevivir a la crisis. Una vez acabe el Estado de Alama las condiciones cambiarán, y será esencial aplicar medidas de flexibilización laboral para poder pasar de un ERTE por fuerza mayor a otro por causas económicas, productivas, etc.

La Consellera de Empresa y Conocimiento explicó que “cuando levanten el estado de alarma las empresas no podrán volver a la normalidad. Por eso estamos pidiendo que se amplíe la cobertura en los supuestos que las empresas deban permanecer cerradas”. Finalmente, Chacón  reconoció que “la carencia de facturación será todavía larga y difícil de llevar” pero que era importante “evitar pasar de ERTO a ERO, minimizando gastos tributarios, financieros, corrientes y laborales”.

Relocalización del aprovisionamiento

La crisis del Covid-19 y la consecuente falta de material sanitario ha puesto de manifiesto las consecuencias nefastas que puede traer la dependencia de terceros países en términos de aprovisionamiento. Los empresarios destacaron que esta realidad es todavía más triste teniendo en cuenta que en Cataluña existen numerosas empresas capaces de abastecernos y reaccionar con rapidez y destreza a los imprevistos.

La Consellera reconoció que “el Covid-19 ha desmontado todos los esquemas” y que “hay que esperar para ver cómo evoluciona el Pacto Nacional por la Industria”. Sin embargo, Chacón aseguró que “uno de los ejes de dicho pacto deberá ser reconvertir ciertas industrias para garantizar el aprovisionamiento de proximidad de material sanitario”.

Desde su punto de vista, si alguna lección nos ha dado la pandemia es que “hay que dedicar una parte de la industria al abastecimiento de material sanitario y farmacéutico”; una cuestión que ya se está hablando con el departamento de salud.

Finalmente, Àngels Chacón recordó que a pesar de que hay que aprovechar las oportunidades de relocalizar la producción, no debemos olvidar que “uno de los atributos de nuestra industria es precisamente que está muy diversificada”.

Centros Tecnológicos

El señor Abel Ortiz lamentó que, a pesar de contar con Centros Tecnológicos tan destacados como Leitat o Eurecat, ninguno de ellos cumpla con los requisitos para certificar material médico. “Depender de otros centros a la hora de hacer estar certificaciones ha supuesto una terrible pérdida de tiempo”, sentenció Ortiz.

En este punto, la Consellera quiso poner en valor otros puntos fuertes de la comunidad: “si hubiéramos tenido que trabajar con otra tipología de herramientas hubiéramos sido punteros. Por ejemplo con la súper computadora para operar con Big Data o con el sincrotrón”. Sin embargo, no le quedó otro remedio que reconocer que “el supuesto de que ha sido, hemos quedado cojos” y que es esencial “acompañar la inversión en sector sanitario de homologaciones, para poderlas hacer en casa y no depender de fuera”.

Teletrabajo, escenario del sXXI

Blai Costa puso sobre la mesa una cuestión que en las últimas semanas ha estado en boca de todos: el teletrabajo. Recordó que este tipo de trabajo a distancia “requiere convenios actuales, pensados para el siglo XXI, que incluya condiciones como la remuneración por objetivos”. El confinamiento ha obligado a muchas empresas a activar el teletrabajo y ha salido a la luz el desfase de muchos convenios.

Chacón explicó que esta cuestión y otras se están trabajando en el Consell de Relacions Laborals, integrado por varias PYME y los principales sindicatos de trabajadores. “Hay que hablar de horarios, conciliación familiar… Ya hemos mantenido varias reuniones con el Consejo de Relaciones Laborales, pero será una negociación larga dada la gran diversidad de puntos de vista”.

Antes de dar paso a la siguiente pregunta, la Consellera hizo referencia a las medidas de seguridad frente al Covid-19 que deberán aplicarse cuando la actividad laboral vuelva a la normalidad. “Se establecerá un marco de normas generales obligatorias y varias cuestiones sectoriales adaptadas dada la enorme variedad de casuísticas.  Habrá unos mínimos y después deberemos confiar en la responsabilidad de cada establecimiento”.

Material sanitario reutilizable

La señora Mònica Olmos habló sobre una cuestión que, seguro, ha aparecido en muchas conversaciones familiares durante los días de confinamiento: la posibilidad de desarrollar productos sanitarios reutilizables. Usar guantes, mascarillas, gorros y batas desechables no solo resulta cuestionable a nivel de sostenibilidad sino también en un sentido más práctico.

Chacón valoró positivamente la apreciación de Olmos y explicó que “Eurecat ha hecho un ensayo para desinfectar material sanitario con luz ultravioleta y forma parte de un proyecto de fabricación mascarillas reutilizables”.

Aumentar el PIB industrial

Carlos Aguilar, de la asociación de químicos y coloristas textiles, declaró que, en su opinión, “dependemos demasiado del sector terciario” y que este 2020 parece que será difícil aumentar el porcentaje de PIB procedente de la industria.

La Consellera de Empresa y Conocimiento recordó que “Cataluña ya está al 20% de PIB industrial” (objetivo 2020 marcado por la UE). Y explicó que, a partir de ahora, ya que trabajar para lograr que nuestra industria, muy abierta al mundo e internacionalizada, sea competitiva gracias al conocimiento y la innovación. “Debemos incrementar la capacidad de exportación (venimos de datos récord) e innovación”.

“Lo que determinará la competitividad de nuestro tejido industrial es la capacidad de generar  conocimiento. Estamos afrontando el reto de hacer que la mayor parte nuestra industria sobreviva a la crisis del Covid-19 y que llegue a la era 4.0”.

Desestimando el proteccionismo

Jaume Balaguer hizo una propuesta tímida: “en Cataluña y España tenemos grandes corporaciones que pueden dar trabajo a mucha gente. ¿Existe la posibilidad de hacer un pacto real donde el gobierno pueda implicar a estas grandes empresas estatales y obligarlas a abastecerse en proximidad?  Esto reactivaría la industria”.

Àngels Chacón explicó que el primer impedimento es una cuestión puramente legal procedente de Europa.  “Los tratados libre comercio entre Europa y China y otros países marcan pautas que no permiten tomar medidas proteccionistas”. Esto no es incompatible, sin embargo, con la promoción de la producción y el abastecimiento en proximidad.

Disconformidad ante los presupuestos

Josep Bombardó hizó una sentida reflexión: “estamos ante una crisis nunca vista que afecta desde la salud hasta las relaciones humanas, pasando por la economía. Ante este escenario hay que dejar atrás la política de partido para remar en una misma dirección”. En su opinión, “hace falta reindustrializar el país y reequilibrar el territorio mejorando el medio ambiente, la calidad de vida y la conciliación laboral”.

Tras su reflexión, Bombardó entró en materia: “los presupuestos aprobados recientemente destinan 50 millones a la industria. Si esta cifra ya no era suficiente antes del Covid-19, mucho menos lo es ahora”. “Es momento de apostar por la industria, ya que pasarán años hasta que el turismo vuelva a tener la fuerza que tenía, en cambio la industria puede hacerlo si recibimos los presupuestos necesarios”, sentenció el empresario.

Económica y energéticamente autosuficientes

Chacón reconoció que desde su Conselleria tienen claro que “debemos ser económica y energéticamente autosuficientes y esto pasa para dejar atrás cuestiones políticas. Nunca hemos dejado perder ninguna oportunidad por no ser flexibles en la hora de velar por el interés común”.

Desde el punto de vista de la Consellera, los presupuestos tampoco destinan una partida suficiente a la industria. “Hay que tener claro qué políticas hay que aplicar y cómo se tienen que distribuir los recursos. O generamos recursos o no podremos invertir en mejoras sociales; o preservamos la economía productiva o caerá el estado de bienestar. Hay que apostar por la competitividad de nuestra industria y cuidar el tejido productivo”.

Antes de dar por finalizado el encuentro, la Consellera Chacón recordó que para reactivar el sector moda al Generalitat trabaja en forma de clúster y  que en los próximos días “se abrirán las ayudas a la moda y a la artesanía. Los programas son transversales e integrales, por lo que incluyen también a la industria textil”.

Para más información: http://www.texfor.es/es/ y http://empresa.gencat.cat/es/inici/

Pinker Moda

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad