Conferencias de PVP (IV): ¡no demonicemos la piel!


Nathalie Elharrar desmontó en Première Vision algunos prejuicios contra la piel y abogó por el Better Animals Life, Better Skins

25.02.2020.- Dentro del programa de conferencias de Première Vision, que se repartieron entre el pabellón 3 y el 6, nos fijamos ahora en la que pronunció Nathalie Elharrar, consultora en piel y fornituras, sobre la actual demonización de la piel. Contó con la presencia y los comentarios de tres profesionales ganaderos franceses.

El salón anunció también un adelanto de sus fechas habituales a partir de 2021, que también afectará a su sector de la piel.

La piel -comenzó aclarando por si alguien todavía no lo sabe- es un subproducto del sector ganadero, que cría animales para utilizar después su carne. El valor de la piel está entre el 5 y el 10% del valor total del animal. Sirve para crear artículos de moda y para otros sectores, como la cosmética. Salvo raras excepciones, no se mata a ningún animal para conseguir su piel. Si la piel no se curtiese, acabaría en vertederos y crearía problemas.

Première Vision, salones textiles, salones de piel
Un stand del pabellón 3 de Première Vision, dedicado a la piel

Tendencia al veganismo

Es cierto que en los países desarrollados existe una tendencia al veganismo, que para algunos es como una nueva religión. En Europa el porcentaje de consumidores veganos está entre el 5 y el 8%. En España, alcanza solo al 2,8% de la población. También es conocida la dieta flexitariana, que consiste en comer menos carne pero mejor. Está aumentando la creación y el consumo de bio-carne, una carne creada por bioingeniería.

Por este y otros motivos, en los países occidentales está bajando el consumo de carne. La media mundial de consumo por persona está entre los 40 y 50 kilos/año. En los países más resarrollados esa cifra sube incluso hasta los 100 kilos. En países pobres, está solo entre 10 y 20.

Cuidado de los animales y del proceso de curtición

El sector ganadero produce el 15% de todos los gases invernadero de la Humanidad, igual que el sector del transporte. Desde hace tiempo ha ido mejorando sus prácticas. Actualmente, ninguna empresa del sector de la piel podría sobrevivir, si no trabajase bien. Incluso China se cura en salud. Su gobierno ha cerrado miles de empresas de este sector –sobre todo curtidoras- porque no se preocupaban de sus desechos y ensuciaban su entorno.

Hoy en día todo el mundo –curtidores y consumidores- son conscientes de la importancia de dar una buena calidad de vida a los animales. Si el animal vive bien evita erosiones y enfermedades en la piel. En resumidas cuentas, como se dice en inglés, better life of animals, better skins.

Première Vision, salones textiles, salones de piel
Una planta de tratamiento de pieles

En la Unión Europea el sector ganadero cuenta con 1.500 empresas con 27.700 trabajadores y una facturación de 7,6 miles de millones de euros. El 37,8% de sus pieles van destinadas al sector del calzado.

El 80/90% de la curtición se hace todavía con curtición mineral tanning. El 15% ha pasado ya a la curtición vegetal, que es conocida hace tiempo, pero hay otras formas de tratar la piel.

Iniciativas positivas del sector

Nathalie Elharrar mencionó también, a lo largo de su presentación, diversas iniciativas positivas para el sector de la piel:

  • El Leather Working Group, creado en 2016, se relaciona con todos los participantes en la cadena de valor de la piel: marcas, curtidores, proveedores de componentes, consumidores finales, etc. Actualmente sus oficinas se encuentran en la sede de la UK Leather Federation, en Northampton (Gran Bretaña)Su objetivo es desarrollar y mantener un protocolo que fomente y asegure la sostenibilidad de las empresas. Sus componentes se reúnen dos veces al año en sia, Europa o Estados Unidos. Hoy en día supervisa la producción del 17% de la piel en Europa, excepto la piel del cerdo.
  • El CTC francés (Centro Tecnológico del Calzado, Cuero y Marroquinería), que ha desarrollado ya su propio sistema de trazabilidad,
  • El Sta. Croce Tubone Project, que estará acabado en 2021 después de invertir 200 millones de euros en la construcción de 50 kilómetros de tuberías. Cubrirá las necesidades de tratamiento de aguas de 42 localidades toscanas, donde existe un importante número de empresas curtidoras.

+ Info: www.premièrevision.com

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad