22 MAY 2024 Temas del día: Showroom 'Made in Egypt' Pull&Bear x BFC NewGen Cifras retail textil ARTE G-Star Pride Tranoï Homme París
×
PREMIERE VISION

PUBLICIDAD

Guía de Formación

¿Resucita el cultivo y uso del cáñamo textil en España?


25/04/2024

Explicamos aquí algunos aspectos de la historia del cáñamo en España y, sobre todo, su uso textil y sus beneficios medioambientales.

El cáñamo -con todas sus ventajas y limitaciones- es uno de los materiales textiles que ha vuelto al primer plano. En esta crónica vamos a repasar algunos de sus aspectos, especialmente su historia en nuestro país, sus beneficios ambientales y sus actuales perspectivas.

cáñamo
Aumentan las plantaciones de cáñamo para textil en España. (Imagen de stock)

El cáñamo ha sido durante mucho tiempo un cultivo tradicional en España, aunque casi desapareció en el siglo XX. En estos momentos, está remontando la producción de cáñamo industrial y el uso del cáñamo textil, aunque todavía ha de encontrar su sitio en el sector de la moda.

De hecho, fue una de las primeras plantas cultivadas por el hombre con fines textiles. Consta su cultivo en Asia ya en el Neolítico y en 600 a.C. en China, donde su usaba para producir prendas para la realeza. A lo largo de los siglos, llegó también a Europa y a otras partes del mundo.

España tiene una larga historia de cultivo de cáñamo. Su producción con fines industriales se inició en el siglo XVIII, especialmente en el sur de España. En general, las autoridades promovieron su cultivo y su uso. Fue muy usado, por ejemplo, por la marina debido a su resistencia a humedad.

El cultivo disminuyó durante los siglos XIX y XX, sobre todo por el crecimiento del yute y por las sucesivas prohibiciones de su cultivo. Al final, casi desapareció en los años 1970. En 1997 comenzó a recuperarse y en 1998 se cultivaron ya 16.000 hectáreas.

En estos momentos es casi una historia de éxito, gracias a su durabilidad y sostenibilidad y a sus nuevas aplicaciones en moda y accesorios. Muchas instituciones le han prestado atención en sus trabajos de investigación, especialmente respecto a sus técnicas de cultivo.

Tratamiento de la planta de cáñamo

El tallo de la planta de cáñamo consta de dos capas: un núcleo interior leñoso y una capa exterior de fibras de líber en forma de cuerda. El primero se sigue utilizando sobre todo en la producción de materiales (por ejemplo, ropa de cama para animales); el segundo, en aplicaciones textiles, casi siempre combinado con otros materiales, como algodón.

La fabricación de tela de cáñamo implica primero la cosecha mecánica de la planta de cannabis sativa. Después, las plantas se maceran en agua durante 4/6 semanas. Con ello, se descomponen ligeramente y eliminan pectina. A continuación, se separa la capa exterior fibrosa de su núcleo leñoso. Una vez separadas, las fibras del líber se cardan en hebras y se limpian. En este punto, los fabricantes tienen varias opciones dependiendo del uso final del cáñamo. Pueden emplear una técnica de explosión de vapor para transformar cáñamo crudo en fibra tejida que se hila igual que otras materias primas, o reducirlo a pulpa para producir productos de papel y otros productos industriales.

Uso del cáñamo textil

El uso principal del tejido de cáñamo textil es la producción de prendas de vestir. Hasta hace poco, los aficionados de la cultura cannábica lo consideraban como una novedad atractiva. Sin embargo, el cáñamo ha trascendido su asociación con el cannabis para ser valorado por sus beneficios para la sostenibilidad ambiental y por su durabilidad.

Su resistencia a la abrasión lo hace particularmente popular para camisetas, que mantienen su forma e integridad durante muchos años, más que las de algodón.

Los tejidos de cáñamo se utilizan también en textilhogar, especialmente cortinas, manteles, paños de cocina y tapicerías. Su alta durabilidad y absorbencia lo convierten en una excelente opción para toallas. Su robustez lo convierte en un material excelente para edredones y mantas. En cambio, es menos popular en artículos en contacto directo con la piel, como las sábanas.

Actualmente, es común mezclar cáñamo con otros tejidos para combinar las mejores propiedades de cada uno. Son especialmente comunes las mezclas con algodón, que ofrecen un buen equilibrio de suavidad y fuerza. El cáñamo también se combina frecuentemente con la seda, realzando la sensación lujosa de la tela. En estas mezclas, el cáñamo gana suavidad, ampliando su atractivo en productos textiles.

Explotación de cáñamo industrial en Extremadura. (Imagen: Junta de Extremadura)

El cañamo, positivo para el medio ambiente

La sostenibilidad ambiental del tejido de cáñamo se evidencia por su historia: nunca ha causado daños significativos. Sin embargo, a veces no está claro si todos los fabricantes usan los métodos de cultivo y de fabricación necesarios para mantener el respeto al medio ambiente.

Un estudio de 1998, citado a menudo sobre su impacto, destacó ya que su producción requiere menos superficie que el algodón y que introduce menos sustancias nocivas al suelo y al ambiente.

Además, el cáñamo tiene un balance negativo de carbono porque absorbe más carbono del que emite. Además, requiere muy pocos pesticidas y ningún herbicida, aunque es cierto que exige más nitrógeno que el algodón.

Las raíces profundas del cáñamo, por otro lado, ofrecen numerosos beneficios. Su sistema radicular suprime las malas hierbas, eliminando la necesidad de pesticidas o fungicidas. Además, airean el suelo y lo enriquecen con nitrógeno. En resumen, el cáñamo se considera un cultivo ambientalmente sostenible.

El cáñamo, por último, posee la capacidad única de absorber metales pesados, revitalizando el suelo y facilitando su proceso de oxigenación. Su cultivo ofrece una respuesta beneficiosa al cambio climático, ya que puede contribuir a combatir las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Por qué el cáñamo textil está en auge en España?

El clima favorable de España permite múltiples cosechas cada año. A pesar de la temporada invernal, todavía se beneficia de una media de 2.500 horas de sol al año. La distribución errática de las precipitaciones, sobre todo en zonas de clima mediterráneo, le afecta negativamente. España podría capitalizar el cultivo del cáñamo.

El resurgimiento del cáñamo textil en España significa un cambio hacia materiales más sostenibles y versátiles. Gracias a sus métodos de cultivo respetuosos con el medio ambiente y a su gama de aplicaciones en diferentes sectores, está ganando reconocimiento como una alternativa a los textiles convencionales.

Pinker Moda

25.04.2024