×

11 MAY 2021 Temas del día: WORTH Partnership Project Non Denim Venca Shopify Making the Cut Pull&Bear x POSCA

Stadler y Tomra: planta automática para clasificación de residuos textiles


Stadler y Tomra han diseñado y construido la planta de Malmoe para una empresa sueca. La segunda ha sumini strado las clasificadoras NIR

24.03.2021.- Las empresas Stadler y Tomra han construido para Sysav Industri la primera planta clasificadora automática del mundo para tratar residuos textiles pre y postconsumo. Su funcionamiento es importante porque rompe uno de los nudos gordianos para el reciclaje y la circularidad textil. Ha habido bastantes intentos en esta dirección. Uno de ellos es el propuesto por el programa SMART.

La planta forma parte de la plataforma Swedish Innovation for Textile Sorting (SIPTex), una entidad financiada por el gobierno sueco. SIPTex desarrolla soluciones que respondan a las necesidades de los recicladores textiles y del sector confeccionista y que trabajen con un coste competitivo.

Stadler+Tomra
Vista de la nave de la planta de Malmoe con las NIR en primer término

La clasificación automática, clave para la circularidad textil

Actualmente, la clasificación de los tejidos según su color y sus tipos de fibras se hace casi siempre a mano porque requiere una elevada precisión. En consecuencia, solo se puede reciclar una pequeña parte de los prendas y de los tejidos desechados. El potencial, por lo tanto, es enorme.

En esta batalla tecnológica, la planta de Malmoe es la tercera fase del proyecto SIPTex. Sigue a un primer estudio teórico y a una pequeña planta piloto, también creada por Stadler y Tomra ya en 2017, que ha manipulado 700 toneladas de materia prima.

Urban Kozinc, responsable de ventas de Stadler, comenta: nuestro principal objetivo era probar la capacidad de nuestro equipo para clasificar los tejidos e identificar formas de optimizar el proceso. Nunca se había hecho a nivel industrial. Trabajando en la planta piloto nos dimos cuenta de la importancia del sistema de alimentación. Sus componentes necesitan un diseño especial debido al gran tamaño del material textil. También teníamos que conseguir un flujo constante de material, sin picos. Nos dimos cuenta también de que a menudo el etiquetaje de los tejidos era incorrecto. En fin, en la planta piloto adquirimos la experiencia que hemos necesitado en la planta de Malmoe.

Creación de la planta de Malmoe

La capacidad de clasificación de Malmoe llega a las 4,5 toneladas/hora. El material llega en forma de balas que suelen pesar entre 350 y 500 kilos de materiales pre y postconsumo. A veces ya han sido clasificados manualmente, pero todavía conservan botones, cremalleras y otros componentes no textiles.

La planta fue diseñada por Stadler en colaboración con Tomra. Su proyecto incluía los sistemas de dosificación, las cintas transportadoras, las unidades NIR de reconocimiento óptico, todo el sistema eléctrico y de aire comprimido, etc.

En la planta piloto de Avesta ya habíamos demostrado que la tecnología de los NIR de Tomra -que funcionan por infrarrojos- era capaz de identificar y diferenciar varios tipos de textil, explica Matej Fuerst, que fue el director del proyecto por parte de Stadler. En la tercera fase, nuestro objetivo era asegurarnos de que esa tecnología podía funcionar a escala industrial y que el material obtenido tenía la pureza necesaria para su reciclaje y reutilización.

El otro autor del proyecto fue Tomra, empresa pionera en tecnología de clasificación basada en sensores. Tomra suministró cuatro clasificadores Autosort NIR VIS que ya se habían utilizado antes en la planta piloto.

Laszlo Szekely, vicepresidente de Tomra, ha explicado: todavía se ha estudiado poco el reciclaje de artículos textiles. Para su clasificación lo más importante son los sensores automáticos. En este proyecto hemos demostrado la eficacia de nuestros NIR para separar los textiles por tipo de fibra y por color.

Stadler+Tomro
Una máquinha clasificadora NIR, de Tomro

La planta de Malmoe, ya en funcionamiento

La planta de Malmoe fue entregada a Sysav Industri a mediados de septiembre de 2020. Ahora está todavía en su fase inicial de actividad, que es totalmente automática. Solo hacen falta operarios para poner en marcha y para apagarla y para alimentar el sistema. Con ello, Stadler ha demostrado que la clasificación automática de textiles resulta posible.

Olof Linde, director del proyecto por parte de Sysav Industri, está satisfecho con su diseño y construcción. Estamos impresionados por la excelente colaboración con los equipos de Stadler y Tomra, y muy orgullosos de haber podido construir esta planta en los momentos actuales, a pesar del coronavirus. Durante todo este tiempo nunca hemos albergado ninguna duda de que nuestras demandas serían plenamente atendidas. Aunque su sistema de clasificación es una tecnología nueva, Stadler y Tomra habían sentado sus bases en otras instalaciones.

El proyecto SIPTex es financiado por Vinnova, la agencia sueca que se encarga de apoyar proyectos de I&D. Está dirigido por IVL, el instituto sueco de investigación medioambiental.

+ Info: https://www.w-stadler.de/es/ y  https://www.tomra.com/en/sorting/mining/sorting-equipment/com-series/com-color-nir