×

Aldighieri: debemos reducir volúmenes y diseñar para la sostenibilidad


Aldighieri reclama un cambio profundo en el sector de la moda, quitando importancia a los volúmenes y dándosela a la sostenibilidad

15.06.2020.- El periodista Sandeep Agarwal –fundador del salón Denimsandjeans- ha celebrado una mesa redonda con expertos del sector del denim, uno de los cuales ha sido Stefano Aldighieri, antiguo director creativo de Levi’s y que dirige hoy en día su propio estudio de diseño, Another Design Studio. Realiza proyectos de marketing, diseño, branding, análisis estratégico, investigación de tendencias, etc., sobre todo para el sector de la moda y especialmente para el de la moda tejana, con una estructura muy flexible y adaptada a las necesidades de cada cliente.

La mesa redonda estuvo centrada en el futuro del sector de la moda y especialmente del denim. A continuación resumimos los comentarios que Stefano realizó durante su transcurso, que nos parecen muy acertados. El problema sigue siendo: ¿y quién le pone el cascabel al gato?

Sandeep Agarwal, Stefano Aldighieri, sector del denim
Stefano Aldighieri, un gurú del denim

Debemos reducir los volúmenes de producción y de venta

En el futuro, tenemos que reducir los volúmenes de producción y dar prioridad al valor de las prendas. Yo creo que cambiará radicalmente la manera en que los consumidores compran y porqué. Todo el panorama cambiará sustancialmente.

Un día nos despertaremos de la pesadilla del Covid-19 y nos encontraremos ante un mundo muy diferente. Depende de nosotros que sea un mundo mejor y no una vuelta a la antigua normalidad, porque esta normalidad es la que nos ha metido en el desastre en que vivimos ahora. Debemos aprovechar esta oportunidad para cambiar las cosas. Parece utópico pensar que podamos cambiar el mundo de la noche a la mañana, pero sí podríamos hacer muchas cosas mejor que hasta ahora.

Me entristece pensar que muchos fabricantes y retailers caerán. Habrá más y más bancarrotas, pero su sobrecapacidad ha tenido la culpa, especialmente en Occidente. No hablo de los países emergentes, donde el cambio va más lento y no han cometido nuestros mismos errores. Aquí teníamos demasiadas tiendas y, lo que es peor, muchas eran iguales a las demás: no existía diferenciación. La única diferencia es que todas querían ser más baratas que las demás. ¡Esto no supone ninguna diferencia! Se trata simplemente de explotar a los proveedores para que yo pueda mantener mis márgenes. Esto no es una empresa sostenible. La sostenibilidad tiene que ver con el planeta, con la gente y también con el nivel de los beneficios. Si no tenemos en cuenta estos tres elementos, no tenemos nada. ¡Es terrible!

Hay que empezar el producto pensando en su diseño

Para empezar creo que no nos damos cuenta de lo que realmente es el diseño, porque en nuestro sector el diseñador es el chico o la chica que hace las cosas bonitas para los consumidores. Y esto es un error tremendo. El proceso de diseño es lo que realmente determina todo el ciclo de vida de un producto.

Si prestásemos más atención al proceso de diseño de una prenda, todo sería más fácil. Los diseñadores buscan argucias para salvar su conciencia y minimizar su huella en el medio ambiente, pero trabajan sobre algo que no está creado para esto. El enfoque correcto es tomar en consideración todo el ciclo de vida del producto. Esto incluye pensar qué ocurrirá con él al final de su vida útil. ¿Cómo se eliminará, por ejemplo?

Los diseñadores deben pensar en cada peldaño de la prenda. ¿Qué materias primas utilizaré? ¿De dónde procede al algodón y el tinte que usaré? ¿Cómo se construirá la prenda? ¿Cuál es la manera más eficiente para que su producción no genere deshechos? ¿Cómo garantizo el destino final de esta prenda? Probablemente, al final de su vida útil, una prenda siempre puede usarse para otra cosa: ¿cómo evitamos que acabe en un vertedero?

La mayor prioridad es racionalizar nuestra actividad

Yo creo que hay tres prioridades. La primera es racionalizar los tejidos y las prendas porque hoy en día están fuera de control. Pensamos que somos smart, pero en el fondo somos una manada de idiotas. ¿Cuántos tejidos ha creado nuestra empresa a lo largo de su historia? ¿Quizá 15.000?? ¿Pero cuántos de ellos son realmente diferentes, únicos? ¿Cuántos tejidos hemos fabricado simplemente porque no podía decir no a un cliente?: mire,  tenemos ya un tejido mate, que es lo que usted necesita. Los dos salimos ganando: usted porque no tiene que esperar y le sale más barato y nosotros porque tenemos un stock inmenso de él. Es perfecto. Pero al final acabamos cayendo en la trampa y tenemos que crear un tejido nuevo a toda costa, porque tenemos que ofrecer la novedad de la temporada.

El denim es un tejido que los consumidores pueden usar en cualquier momento del año. Por esto, creo que ahora tendremos que pensar y actuar más racionalmente. En consecuencia, reducir las cantidades. No estoy diciendo que, en consecuencia, debamos aumentar los precios. Comprendo perfectamentre que hay muchos consumidores que no pueden comprar una prenda cara. O sea que no podremos reducir un 50% nuestra producción o aumentar los precios un 25% de la noche a la mañana. No es tan sencillo, pero deberíamos trabajar juntos para intentar educar a los consumidores.

Sandeep Agarwal, Stefano Aldighieri, sector del denim

Creo que ya hemos educado a nuestros clientes con los criterios que teníamos hasta ahora. Les hemos hecho creer que debían comprar toda esta moda de usar y tirar. Pero, aunque sean muy baratas, les salen caras porque -como no les van a durar- tendrán que comprar mayor cantidad. Aquí hay un gran cambio que debe producirse en nuestro sector.

La segunda, la sostenibilidad

La segunda prioridad es la sostenibilidad. Hemos estado hablando sobre ella ad nauseam desde hace tres años. Espero que la gente no lo olvide fácilmente. Ahora ya nos podemos permitir un mayor esfuerzo para reciclar y hacer un mejor uso de nuestros recursos, pero ahora mismo las instalaciones dedicadas al reciclaje están luchando para sobrevivir.

Resulta también difícil transportar las mercancías porque tenemos miedo a la contaminación quew genera la logística. En resumen, existe un debate amplio sobre muchos aspectos de la sostenibilidad, en los que ahora tenemos que centrarnos.

Y la tercera, la colaboración dentro del sector

Y la tercera prioridad en la que debemos centrarnos es el concepto de partenariado porque en eso pasa lo mismo que con la sostenibilidad: hemos estado hablando sobre ella desde hace ya bastante tiempo.

Mucha gente ha entrado en pánico y ha perdido un poco el sentido común. Yo comprendo que, cuando una empresa está en las últimas, arrinconada y sin recursos, lo único que les preocupa a sus gestores es salvar su piel. Siempre resulta más fácil pensar en los problemas de hoy que los que deberemos enfrentar a medio plazo, sin preocuparnos mucho de las decisiones que tomemos para el corto plazo.

Necesitamos más colaboración que nunca entre marcas, detallistas y fábricas. Tenemos que trabajar juntos porque es el único camino para salir adelante. No podemos ir pasándonos los problemas unos a otros y dejando que los del final se lleven la peor parte.

+ Info: http://www.anotherdesignstudio.com/