PUBLICIDAD

TEXPROCESS

The Lycra Company: una concepción holística de la sostenibilidad


Jean Hegedus, directora de sostenibilidad en The Lycra Company, habla sobre cuatro áreas clave en términos de responsabilidad medioambiental: reducción de residuos, durabilidad, recursos renovables, y seguridad y transparencia.

|14.03.2022| The Lycra Company es un destacado productor de fibras y soluciones tecnológicas innovadoras para las industrias del textil, la moda y el cuidado personal. Pinker Moda ha entrevistado a Jean Hegedus, actual directora de sostenibilidad en The Lycra Company, considerada la mayor experta en responsabilidad medioambiental de la compañía.

En el marco de la conversación hemos abordado cuestiones como la sostenibilidad en la industria del textil y la moda; el papel de The Lycra Company en la transición hacia un futuro más responsable; la oferta sostenible de Lycra; la madurez del mercado en términos de responsabilidad medioambiental; o el porvenir de la industria, entre otras. Destacamos a continuación las conclusiones extraídas a raíz de las declaraciones de Jean Hegedus, directora de sostenibilidad de la compañía:

Sostenibilidad: una cuestión de terminología

Antes de entrar en materia, es esencial dibujar un marco conceptual basado en la definición del concepto “sostenibilidad”; bastamente utilizado pero no siempre con suficiente rigor o conocimiento. Para hacerlo, le hemos pedido ayuda a Jean Hegedus, quien ha definido la sostenibilidad como “un viaje” en el que “todas las empresas se encuentran en diferentes puntos del mismo”.

En el sector textil/moda, este viaje empieza, en palabras de Hegedus, “en la fabricación, desarrollo y abastecimiento de fibras, tejidos y prendas con un impacto medioambiental mínimo, a la vez que maximiza su vida útil”. Sin embargo, el trayecto no acaba aquí. Recuperando nuevamente las declaraciones de la directora de sostenibilidad en The Lycra Company, es imprescindible “garantizar la circularidad de este proceso para mantener los recursos en circulación el mayor tiempo posible; garantizar un trato justo y ético a los empleados que fabrican estos productos; y apoyar a las comunidades en las que operan las empresas”. En pocas palabras, sentencia Jean Hegedus, “debemos tener una visión holística”.

La oferta sostenible de The Lycra Company

The Lycra Company es una empresa fuertemente concienciada con el medio ambiente. En este sentido, cuenta con una plataforma propia de sostenibilidad llamada “Planet Agenda”. Dicha plataforma se basa, según Hegedus, “en la creencia de que para tener un negocio sano debemos tener un planeta sano”. Así pues, para lograrlo, “analizamos nuestro proceso de producción y estudiamos cómo podemos minimizar la huella de fabricación”.

En este sentido, las seis plantas de producción de fibra Lycra en todo el mundo se han certificado en el Módulo Medioambiental de Higg, Higg Facilities Environmental Module (FEM). La planta de Foshan (China), por su parte, ha sido recientemente verificada por terceros; obteniendo una excelente puntuación. En opinión de Jean Hegedus, “estas evaluaciones han ayudado a The Lycra Company a establecer una línea de base para poder alcanzar sus objetivos de sostenibilidad”.

En cuanto a los productos, la compañía desarrolla productos y tecnologías centrados en cuatro áreas clave:

Reducción de residuos

La familia de fibras recicladas EcoMade de The Lycra Company abarca las siguientes marcas: Lycra, Lycra T400, CoolMax y Thermolite. La señora Hegedus afirma que la compañía está especialmente entusiasmada con las últimas versiones de las fibras CoolMax y Thermolite EcoMade, fabricadas al 100% con residuos textiles.

Recuperando sus palabras, estas fibras se fabrican “despolimerizando el alto contenido de poliéster de los desechos de la sala de corte y volviéndolos a hilar en fibras con cualidades similares a las vírgenes. Asentando así las bases de la circularidad dentro de nuestra propia industria”.

Durabilidad

Además de la reducción de residuos, The Lycra Company ofrece una serie de innovaciones destinadas a prolongar la vida útil de las prendas. A continuación, presentamos algunos ejemplos de las tecnologías con mayor durabilidad:

  • Los tejidos con fibra Lycra XtraLife. Proporcionan una protección duradera contra la degradación de las prendas por la exposición al agua de la piscina, el calor, el sol y los aceites corporales. Pueden durar hasta 10 veces más que los tejidos fabricados con elastano sin protección. 
  •  La fibra Lycra Black. El pigmento negro se hila directamente en la fibra; ayudando así a mantener las prendas tan oscuras como el primer día durante más tiempo al retener su intensidad de color. 
  • La fibra Lycra Adaptiv. Ayuda a abordar los aspectos emocionales de la durabilidad; haciendo que las prendas sean tan cómodas que se conviertan en la opción favorita de los consumidores. Esto es importante, ya que se ha demostrado que la afinidad con una prenda es un factor que ayuda a usarlas durante más tiempo.

Seguridad y transparencia

The Lycra Company ha conseguido una serie de certificaciones para garantizar la seguridad y la transparencia de sus productos.  Tanto las fibras Lycra para aplicaciones en prendas de vestir como las plantas que las fabrican cuentan con la certificación Oeko-Tex Standard 100 (Nivel 1, Apéndice 6). Esto significa, según Hegedus, que “pueden utilizarse en prendas para bebés (el estándar más alto) y son compatibles con la iniciativa Detox to Zero de la industria”.

Además, todos los productos comerciales reciclados de The Lycra Company cuentan con la certificación GRS; que “garantiza la transparencia en toda la cadena de distribución”. 

Por último, el Instituto de Innovación de Productos Cradle to Cradle ha concedido los certificados de salud de materiales de nivel Gold a 25 tipos de fibra Lycra. Jean Hegedus explica que “esta certificación garantiza que los productos se fabrican con las sustancias químicas más seguras posible a nivel social y medioambiental”. Para emitir un certificado de este tipo se lleva a cabo un proceso de inventario, evaluación y optimización de las sustancias químicas de todos los materiales.

Recursos renovables

Por último, The Lycra Company se centra en “sustituir los ingredientes derivados del petróleo de las fibras por otros renovables”. En 2014, la compañía fue distinguida por ser “el primer productor de elastano en introducir una fibra Lycra de base biológica. Este contenía, concretamente, un 70% de fibra procedente de un recurso renovable: el maíz industrial”, explica Jean Hegedus.

Este hito convierte a The Lycra Company en un precursor en materia de sostenibilidad. Y es que, en aquel entonces, “las marcas y los retailers estaban más centrados en cómo mejorar la sostenibilidad de las fibras de gran volumen como el algodón y el poliéster”. Ahora, en cambio, “vemos un interés renovado por esta oferta. Estamos trabajando para que este producto esté disponible a gran escala en los próximos dos años”.

Una revolución desde abajo

Los consumidores están cada vez más concienciados con la necesidad de preservar el planeta. Esto se traduce en un consumo más responsable basado en comprar menos y mejor; apostando por productos de proximidad elaborados con materiales y procesos sostenibles. Estas nuevas exigencias están propiciando también un cambio en la oferta, mucho más alineada con la responsabilidad social y medioambiental.

La señora Hegedus reflexiona sobre cómo han vivido esta transición desde su compañía. “Cada vez son más las marcas y retailers que establecen objetivos ambiciosos de sostenibilidad y recurren a sus proveedores estratégicos. Entre dichos proveedores se encuentra The Lycra Company, capaz de proporcionar soluciones sostenibles que apoyen una economía más circular. Más concretamente, las marcas y los minoristas están apostando por abastecerse de productos fabricados con fibras que generen la menor huella medioambiental posible. También buscan soluciones circulares al final de la vida útil de los productos para minimizar los residuos y requieren garantías de que las fibras se produjeron mediante un proceso de bajo impacto”.

La senda que está tomando el mercado del textil/moda en términos de sostenibilidad dibuja un futuro prometedor para The Lycra Company, cuya oferta incluye un amplio abanico de soluciones sostenibles. En palabras de Hegedus, “a medida que nuestra industria busca desarrollar rápidamente soluciones para una economía circular, ofrecemos una mayor variedad de fibras y tejidos que reducen o convierten los residuos, haciendo que estos materiales sigan en uso”.

Un futuro prometedor

El gran debate generado en torno a la moda sostenible hace que sea difícil dibujar un escenario de futuro con certeza. ¿Se democratizará y acabará convirtiéndose en la opción mayoritaria? ¿La decisión de compra seguirá regida por el precio? ¿El nuevo consumidor fomentará un cambio de modelo en la industria siendo inflexible en términos de responsabilidad social y medioambiental?

Jean Hegedus, actual directora de sostenibilidad en The Lycra Company, se ha aventurado a hacer una previsión al respecto. “En algún momento la industria no hablará tanto de sostenibilidad porque la gran mayoría de las prendas ya serán sostenibles. Aunque requerirá mucho tiempo llegar a ese punto, actualmente los consumidores ya son más conscientes del impacto nocivo del Fast Fashion y de la necesidad de comprar menos prendas, centrándose en aquellas de mayor calidad y durabilidad.  Dentro de la industria, también hay una voluntad general de reducir las emisiones de carbono entre un 45 y un 50% para 2030, en línea con el Acuerdo de París. Creemos que, gracias a la evolución de la industria hacia una producción más responsable y al cambio de actitud por parte de los consumidores, la sostenibilidad acabará siendo una parte intrínseca de las prendas.

En el caso de The Lycra Company, Hegedus asegura que en un plazo de 5 a 10 años la empresa se centrará en “apostar por ingredientes procedentes de recursos renovables o reciclados; impulsar productos que prolonguen la vida útil de las prendas y mejoren la seguridad de nuestros productos; y desarrollar soluciones circulares para el final de la vida útil de los artículos”. Asimismo, en términos de fabricación, la compañía está “reduciendo nuestra huella mediante la disminución de nuestras emisiones de carbono, el consumo de agua, la energía y los residuos”. En cuanto a la responsabilidad corporativa, “continuaremos con las iniciativas para mejorar el nivel de compromiso de nuestros empleados, apoyar a las comunidades donde operamos y avanzar en nuestra agenda de sostenibilidad global”. “Se trata de retos importantes, pero con un fuerte compromiso interno, dedicación y colaboración esperamos un futuro brillante”, sentencia Jean Hegedus.

Para más información: https://www.lycra.com/en/lycra-company

Para más información:

PUBLICIDAD