PUBLICIDAD

TEXPROCESS

La Vega y Orihuela han visto como el paro descendía un 35% en dos años


Si en 1997 los datos registrados revelaban la existencia de 9.209 demandantes inscritos en las oficinas del Inem de Orihuela, Torrevieja y Crevillente, en 1999 esta cifra era de 5.949. Los parados que quedan son mujeres, jóvenes buscando su primer trabajo y, muy especialmente, los titulados universitarios que la pequeña y mediana empresa de la Vega Baja no necesita. El calzado se está beneficiando de un creciente mercado de exportación, así como del aumento del nivel adquisitivo de la mayor parte de los ciudadanos. Según aseguraba, el máximo responsable de la gestión del Inem en Orihuela, Jaime López, «en la comarca es posible hablar del pleno empleo, lo que ocurre es que existe un desfase entre solicitantes de personal y ofertantes», afirma refiriéndose a los universitarios en paro. En este drástico descenso del desempleo también han desempeñado una importante labor entidades públicas o privadas dedicadas a la formación, asesoramiento y tareas de mediatización entre empresarios y parados, como Vebader, Convega o la misma Cáritas.

PUBLICIDAD