McKinsey y BoF: la moda 2020 navegará en un mar de inseguridades


Ambas instituciones publican un informe sobre las perspectivas de la moda 2020, que destaca el papel de la sostenibilidad, la digitalización y la innovación.

28.11.2019.- Expertos de la consultora McKinsey y BoF (The Business of Fashion) acaban de preparar y publicar un informe sobre la situación del sector de la moda 2020, titulado Navigating Uncertainty. Está firmado por Imran Amed (fundador y director de BoF), Anita Balchandani, Achim Berg, Saskia Hedrich, Shrina Poojara y Felix Rölkens.

Ansiedad y preocupación

Los líderes del sector respiran ansiedad y preocupación. La transformación tecnológica del mercado ofrece oportunidades de crecimiento. Al mismo tiempo, sin embargo, el crecimiento económico global se está debilitando y la competencia es más intensa que nunca.

McKinsey, The Bulletin of Fashion, BoF, el sector de la moda en 2020

Para progresar en este entorno –afirma el estudio- las empresas deben pensar estratégicamente, afinar sus decisiones y esperar que la demanda responda a sus expectativas. Necesitan acertar en su digitalización y dirigirse a consumidores preocupados por el cambio climático. Al mismo tiempo, deben preocuparse de los gustos locales en múltiples mercados. No hay, por lo tanto, una solución válida para todos los mercados.

El informe analiza los principales temas que deberá afrontar la moda 2020 durante los 12 próximos meses. Se basa en una encuesta realizada entre 290 directivos de empresas globales de moda y en entrevistas realizadas a otros líderes del sector, con cuya ayuda sus redactores han detectado los 10 temas clave del próximo año.

Un ambiente pesimista

Muchos de los entrevistados ven la botella medio vacía. Se nota un ambiente de desconfianza en todos los segmentos de producto y en todas las regiones del mundo. Los apuntes optimistas que había detectado el informe del año pasado en América del Norte y en el sector del lujo han desaparecido. Solo el 9% de los que han respondido a la encuesta piensan que la moda 2020 tendrá una situación mejor que en 2019, frente al 49% que pensaba lo mismo a fines de 2018.

El motivo fundamental de este sentimiento es que las perspectivas económicas globales son menos optimistas que hace un año. La situación, sin embargo, no se presenta con el mismo color para todos los interesados. A pesar de todo, el sol está brillando para los superwinners. Entre ellos están Anta Sports, Heilan Home y Lululemon, que nos recuerdan la importancia del sportswear y la creciente influencia de las empresas chinas. Entre las empresas de lujo, Kering ofrece unas perspectivas excelentes debido sobre todo el crecimiento de las ventas de Gucci y sus excelentes resultados en Asia/Pacífico. Estos vencedores no solo destacan por la creación de valor. También, por su capacidad de innovación, que atrae financiación y talento.

McKinsey, The Bulletin of Fashion, BoF, el sector de la moda en 2020

El estudio también identifica un grupo de vencedores ocultos. Son empresas que dominan sus respectivas categorías de producto y generan unos recursos significativos. Entre los nombres más conocidos están Chanel y Rolex, pero también Primark, que triunfa gracias a su coherencia. Por supuesto, junto con estos casos de éxito, hay otros en que las empresas han destruido valor, especialmente en el segmento medio del mercado.

Diez retos para 2020

Presentamos ahora los 10 temas que el informe destaca como claves para el año 2020. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en muchos de ellos subyacen los aspectos clave que están en boca de todos: la sostenibilidad, la digitalización y la innovación.

  1. Alerta máxima

En 2020 las empresas deberán ser muy cautas porque los actuales desajustes podrían destrozar las relaciones entre los países desarrollados y los emergentes. El riesgo de recesión obliga a las empresas a adoptar políticas más resistentes y planificar su actividad ante riesgos mayores, como la inestabilidad geopolítica y el empeoramiento de las tensiones comerciales.

  1. Más allá de China

China seguirá proporcionando abundantes oportunidades y jugando un papel líder en el sector global de la moda. Recordemos solo que su mercado retail online es mayor que el de los 10 países que le siguen en el mundo (Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, Alemania, etc.). Su mercado doméstico, sin embargo, está resultando más difícil de abordar de lo que parecía. Las empresas que dependen excesivamente de ese mercado deberían expandirse por otros mercados para reducir sus riesgos.

McKinsey, The Bulletin of Fashion, BoF, el sector de la moda en 2020

  1. La próxima generación

Los modelos tradicionales de compromiso con los consumidores trabajan sobre todo en las redes sociales ya establecidas. Las empresas deberían replantear esta estrategia y hallar nuevos caminos para rentabilizar su inversión en marketing. Serán claves los contenidos que atraigan atención, desplegados en las plataformas más adecuadas para cada mercado y las llamadas persuasivas a la acción.

  1. Cerca del consumidor

La demanda de los consumidores de una mayor inmediatez de las tiendas está animando a los detallistas a complementar sus actuales redes de tiendas con otros formatos más pequeños situados allí donde los consumidores pueden llegar fácilmente. La fórmula de éxito deberá completar esta estrategia con surtido suficiente y oferta de experiencias en las tiendas, aunque estén alejadas de los grandes centros comerciales.

  1. Ante todo, sostenibilidad

El sector de la moda consume mucha energía, poluciona mucho y produce gran cantidad de desechos. Aunque ha habido algunos progresos, en general todavía no se toma en serio su responsabilidad ambiental. Según McKinsey, aunque el volumen de artículos sostenibles sigue siendo bajo, se ha multiplicado por cinco durante los dos últimos años. Los consumidores desean soluciones efectivas ya. En 2020, las marcas deberán sustituir el ruido promocional por acciones verdaderas y con el cumplimiento de la legislación. Precisamente, McKinsey celebró hace pocos meses una cumbre sobre sostenibilidad en Chicago, de la que Pinker Moda ya informó.

McKinsey, The Bulletin of Fashion, BoF, el sector de la moda en 2020

  1. La revolución de los materiales

Las marcas de moda están explorando alternativas a los materiales usados actualmente. Buscan especialmente sustitutos sostenibles entre los que hay materiales redescubiertos o retrabajados y materiales de alta tecnología que ofrecen estética y función. La I+D de las empresas deberán centrarse en nuevas fibras, textiles, acabados y otras innovaciones.

  1. Enfoque inclusivo

Los trabajadores y los consumidores están presionando a las empresas de moda para que defiendan más proactivamente la diversidad y la inclusión, que bastantes compañías tendrán que colocar entre sus prioridades. El mercado analizará estas iniciativas para comprobar su sinceridad y sus resultados.

  1. Retos internacionales

Las marcas y los detallistas más establecidos se enfrentarán a una creciente competencia por parte de empresas asiáticas que abandonarán su papel tradicional y venderán directamente a los consumidores. Hay que esperar una creciente competencia por parte de empresas desconocidas que crean artículos populares a precios asequibles usando plataformas comerciales digitales y transfronterizas.

  1. Ferias menos convencionales

Las ferias tradicionales deberán responder al aumento de la actividad comercial dirigida por las marcas hacia los consumidores finales, con ciclos más cortos que los convencionales y un uso más abundante de la digitalización. Para sobrevivir y diferenciarse, estos eventos deberán incluir conceptos B2C y lanzar nuevos servicios para mejorar las relaciones con su tradicional audiencia B2B.

El nuevo recinto ferial de Shenzhen, uno de los mayores del mundo

  1. Recalibración digital

Los players digitales han alcanzado niveles mareantes: pure e-tailers, marketplaces, modelos puramente digitales, marcas que van directamente al consumidor, etc. Los inversores de los formatos digitales se sienten mucho menos cómodos que en el pasado. Albergan dudas respecto al beneficio que deberían recibir.

Síntesis del 2020: será un año más duro que 2019

¿Cuál es el resumen para el año próximo? El año será duro a medida que la digitalización gane velocidad, los consumidores pidan productos más sostenibles y la debilidad general estrangule los márgenes comerciales. A pesar de eso, todavía habrá oportunidades. Las marcas que se alineen con las tendencias dominantes y continúen innovando, superarán probablemente los retos y destacarán por encima de la media.

+ Info: www.mckinsey.com y www.businessoffashion.com

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

Descarga nuestra última edición!