×

16 ABR 2021 Temas del día: La Moda y su Impacto Gallery Shoes Cierres H&M Denim Reunion Global Fashion Agenda

Amicor, una fibra contra las alergias




Amicor Plus, una fibra de Courtaulds (grupo que ahora pertenece a Akzo bajo la marca Acordis) ha demostrado en unas investigaciones de la Universidad de Cambridge que es eficaz para impedir la proliferación de los ácaros que provocan diversas alergias y asma.Los ácaros son artrópodos, diminutos parientes de las arañas o los cangrejos. Una cama usada puede tener unos dos millones de ácaros, cada uno de los cuales expulsa sus microscópicos excrementos unas 30 veces al día. Cada uno de estos excrementos puede además deshacerse en 10 fragmentos, que vuelan, se mantienen en suspensión con nuestros movimientos en la cama y los respiramos sin darnos cuenta. O dicho de otra forma: dormimos rodeados de 600 millones de partículas excretadas. Se calcula que esto causa una reacción alérgica en uno de cada cinco niños, provocando asma o sinusitis y otras molestias.A los ácaros les gustan las camas: en ella encuentran medio litro de agua que sudamos cada noche mezclada con millones y millones de células de piel seca y grasienta que pedemos día a día. Esta piel seca no es el mejor de los manjares, pero un poco de humedad, como la del sudor conservado en el algodón de sábanas y colchones, basta para crear unos hongos que degraden la piel muerta hasta hacerla apetitosa. Con toda esa cantidad de hongos y piel, los ácaros medran y se reproducen. Según el departamento de Entomología de Cambridge, Amicor Plus no hace nada contra los ácaros… excepto fastidiarles la comida. La fibra desarrolla una intensa actividad contra los hongos y las bacterias, de forma que no sólo evita malos olores e infecciones fúngicas, sino que deja a los ácaros sin cocineros. Puestos a dieta, y teniendo en cuenta que Amicor también reduce la humedad del algodón, la población de ácaros se mantiene muy baja y no molesta.Esta fibra es efectiva incluso mezclada con otras. Una buena proporción sería, por ejemplo, un 30% de Amicor Plus con un 70% de algodón, suficiente para mantener a raya a hongos y bacterias y seguir aprovechando la absorbencia y manejo del algodón. También puede mezclarse con lana, nylon, Courtelle, Tencel, viscosa o poliéster. La fibra de Courtaulds pierde efectividad si se blanquea con perclorato (en ropa interior, por ejemplo), así que recomiendan usar peróxidos. Se puede teñir sin problemas con tintes catiónicos. Resulta eficaz a pesar de los lavados, especialmente si son a 40º ó 60º (a 74º se pierde un poco de efectividad). Las aplicaciones, en fin, son destacables en forros de zapatos, calcetines, zapatillas, ropa interior, mantas, almohadas, ropa de cama y fundas de colchón. Y los beneficiados son todas aquellas personas que luchan contra sus alergias, rinitis, sinusitis o asma.