PUBLICIDAD

TEXPROCESS

Anuario de la Piel 1999: Europa y el consumo interno nos dieron estabilidad


El sector de la piel (curtido, calzado, marroquinería, peletería) suma 96.244 puestos de trabajo, produce 896.379 millones de pesetas y exporta 433.060. Curtido: un comportamiento estableEl curtido en España da trabajo casi a 7.300 personas en 241 empresas. Tiene problemas para obtener materia prima, porque los países exportadores de pieles en bruto traban la exportación y encarecen precios. España necesita además piel de buena calidad. La normativa medioambiental también encarece el producto y la competencia con países que no la aplican resulta un agravante. Con todo, el año 1999 se caracteriza por su estabilidad. La producción de piel bovina se ha reducido un 3% porque el sector calzado en general ha reducido exportaciones. Aún así, España ha exportado más piel bovina que en 1998 (+5% en valor). La piel ovina con lana, ante y sobre todo napa, se ha beneficiado de las tendencias de la moda creciendo la producción un 10% respecto al difícil año anterior. influye la recuperación dle importante mercado coreano tras la crisis asiática. La piel caprina, dependiente del calzado, ha producido un 20% menos, aunque ha exportado un 22% más. En conjunto, el curtido ha exportado un 5% más en peso (pero un 5% menos en valor, un total de 59.000 millones de pesetas). La piel caprina y porcina, por ejemplo, ha aumentado mucho su exportación en peso (+45% y +38%) mientras que el valor ha subido menos (+22 en caprina) o nada (caso de la piel porcina). Nuestros mejores clientes son Italia (17%), Portugal (16%), Francia (16%), Corea del Sur (9%), Alemania (6%), EEUU (5,8%) y se recupera Hong Kong (5%).Las importaciones crecen un 2% en peso y bajan un 4% en valor, aunque el bovino (que es el 60% de la piel que compramos) ha disminuido peso y valor. Es interesante ver el tirón de la piel de oveja con lana, que asciende un 74% más en valor. La balanza comercial del curtido ha empeorado un 12%, pero España disfruta aún de un saldo favorable de 8.500 millones de pesetas. Calzado: salvado por el consumo internoLa producción en 1999 bajó un 3,6% (unidades). La exportación cayó un 4,5% (unidades). Y además importamos un 22,9% más en unidades (eso sí, sólo un 3,9% más en valor). Todos estos datos negativos se compensaron con el consumo interno. Los españoles consumimos 9,6% más unidades y gastamos un 3,9% más en zapatos: da una media de 3,7 pares por persona/año, el 60% calzado de piel. En 1999 se perdieron 675 puestos de trabajo y sin embargo se crearon 68 empresas nuevas. En total, el calzado da trabajo a 45.833 personas repartidas en 2.812 empresas, la mayoría muy pequeñas, regidas por la necesidad de ser rápidas y adpatables y tendientes a la concentración en clusters y a organizarse en grupos que permitan economías de escala. Una zona especialmente sensible es Elche y Elda, especializada en calzado femenino, más vulnerable a las rágafas de la moda y donde las dos temporadas tradicionales ya se ven como insuficientes.Europa es el colchón de España: destinatario del 75% de nuestras exportaciones creció un 4,2%. Ayudó así a amortiguar la caída en EEUU (-16,2%) y en el resto de los paises (-28,2%). Alemania es nuestro mejor cliente de calzado de piel femenino (13,4 millones de pares), de calzado de piel masculino (5 millones) y calzado sintético (3 millones). Francia, en crecimiento constante incluso cuando Alemania pincha es nuestro gran comprador de calzado infantil en piel (2,6 millones). Es de destacar el crecimiento de ventas españolas en Portugal (+20%), Irlanda (+27%), Italia (+7,1) y Bélgica (+14,5), Grecia (+8,1%). En cambio, bajaron suecia, Austria y países Bajos. El mercado ruso (-73%) y los otros del Este Europeo se hundieron quedando en espera de tiempos mejores. A España han llegado 73,6 millones de pares: el 40% es calzado barato de China, que ha aumentado un 30% su presencia en nuestras tiendas. Vietnam representa el 12,5% de nuestras importaciones. Crecen también Taiwán (+87%) y Corea del Sur (+46%). Marroquinería: poca recuperaciónTras el mal año que fue 1998 (-5% de producción) el año 1999 represento sólo un crecimiento del 1,8%. Seguimos por debajo de 1997. Pese a todo cada vez exportamos más: un 10% más en 1999, y mejora nuestra relación precio/calidad/diseño para poder competir con Italia en el mercado de marca en el extranjero. Pero también han aumentado las importaciones (un 9%,con mucho producto asiático que copa la gama baja). La marroquinería da trabajo a 15.625 personas (127 menos que en 1998) repartidos en 1.756 empresas (21 menos que en 1998). Se etsima que el 85% de la producción se vende en España. Parte de lo que figura como «exportación» es producción subcontratada de empresas francesas, a quien según las cifras «vendimos» en 1999 un 34% más. De nuevo, el colchón europeo nos ha compensado con creces de la bajada de ventas a Japón (-14%) y a Suiza (-50). En Portugal se consolida la venta de producto de marca y calidad: en cuatro años nuestras exportaciones allí han crecido un 135%. Peletería: buena temporada y apoyo de la modaEl consumo interno de peletería ha aumentado un 12%. Se ve con claridad en el consumo de peletería confeccionada (+11,4%), que es síntoma de un fenómeno: cada vez importamos menos peletería en bruto, y cada vez usamos menos los talleres de transformación. A la larga, esto puede producir estrangulamientos en las épocas de repunte de demanda. No son malos tiempos: las pasarelas de alta costura han apostado por la peletería, ésta ha salido en los medios de comunicación y la piel de alto valor añadido está en auge. El sector mantiene una estructura idéntica a la de 1998: 60 granjas, 50 confeccionistas, 2.853 puntos de venta (la mitad son grandes almacenes, el 30% tiendas de peletería, el 18% tiendas textiles, más que en años anteriores). El sector factura en total 36.680 millones de pesetas (16.000 en alta peletería de visón, zorro, etc…). Las exportaciones no han ido muy bien (han descendido un 23%). Por el contrario aumentan las importaciones para atender la demanda interna (un 12%). Italia, Corea del Sur, Turquía y Francia son buenos compradores de pieles y confección peletera así como de peletería curtida y adobada. Nuestras exportaciones de prendas peleteras y complementos se venden en Portugal, Japón, Alemania y Francia. China, por su parte, es nuestro gran proveedor de esta gama de complementos, así como de peletería propiamente dicha y de confección peletera.

PUBLICIDAD