PUBLICIDAD

KORNIT

BoF+McKinsey: el acelerado desarrollo de la tecnología en la moda


BoF y McKinsey acaban de publicar The State of Fashion: Technology, sobre los retos y oportunidades que la tecnología ofrece a nuestro sector

09.05.2022.- BoF (Bulletin of Fashion) y McKinsey han difundido el 3 de mayo el informe titulado The State of Fashion: Technology. Aborda la actual aceleración tecnológica de nuestro sector y sus componentes clave, desde la inteligencia artificial hasta el blockchain. Sus autores principales son Imran Amed y Achim Berg. Su contenido nos ha resultado interesante pero no podemos decir que descubra nuevos horizontes.

Se basa en entrevistas a ejecutivos y a otros expertos, análisis de empresas públicas y privadas, inteligencia de mercado e investigación sobre el consumo. Ayudará a las empresas a explorar cómo las tecnologías pueden aliviar sus dificultades e impactar en sus resultados.

BoF, McKinsey, The State of Fashion: Technology
Portada del informe, obra de Joe Boyd

La pandemia ha acelerado la implantación de la tecnología 

La tecnología ya había revolucionado la forma de hacer negocios. La pandemia de Covid-19 cimentó aún más el papel fundamental que desempeña, acelerando el uso del comercio electrónico entre los consumidores e integrando aún más las herramientas digitales en los flujos de trabajo y en la toma de decisiones. 

Aunque hasta la fecha la tecnología se ha centrado en soluciones orientadas al cliente, las marcas tienen ahora la oportunidad de ampliar su uso. Les permitirá ser más resistentes, sostenibles, responsables y transparentes. 

En este contexto, esperamos que las empresas de moda aumenten sus inversiones en tecnología. En 2021 se situaron entre el 1,6 y el 1,8% de su facturación, pero en 2030 pueden llegar al 3 o 3,5%. Los inversores, por su parte, invertirán en empresas cuya tecnología les permita ser más ágiles y responsables. Las que no lo hagan se enfrentarán a desafíos existenciales. 

El impacto de la tecnología es evidente en áreas clave, como la relaciones con los clientes, la búsqueda de la sostenibilidad y la mejora de los procesos. 

El metaverso añadirá un 5% a los ingresos de las empresas

BpF, McKinsey, The State of Fashion: Technology
Mango, en el metaverso

El informe se refiere también al metaverso, el ecosistema virtual frente a la realidad física. Es difícil e imprudente que las marcas de moda ignoren que en 2021 el gasto mundial en bienes virtuales alcanzó 110.000 millones de dólares, más del doble que en 2015, y aque puede llegar a 135.000 en 2024. Aunque muchos de los experimentos en el metaverso son en gran medida ejercicios de marketing, las marcas innovadoras podrían generar en los próximos cinco años hasta un 5% de sus ingresos con actividades en el metaverso. 

A medida que las empresas se inclinen por las oportunidades digitales, buscarán la hiperpersonalización de las experiencias para aumentar la fidelidad de los clientes. Los compradores esperan un servicio cuidado y personalizado en otros sectores gracias a actores como Netflix y Spotify. De momento, el sector de la moda no está preparado para ir más allá de la segmentación básica de los clientes. Las marcas que invierten en IA y Big Data aumentarán las tasas de conversión de sus clientes y las ventas. 

En una línea similar, los detallistas deben aprovechar la tecnología en sus tiendas físicas para aumentar la experiencia del cliente omnicanal y cerrar la brecha entre los canales online y offline. Más allá de la tienda, la robótica y el software de gestión de existencias pueden ayudar a integrar las tiendas físicas en sus redes de distribución y a mejorar la satisfacción de los clientes. 

La conectividad digital de la cadena de suministro, con la trazabilidad, es también importante para la sostenibilidad. Responde a la demanda de reguladores, inversores y clientes de una mayor transparencia sobre su impacto. Las marcas deberían unirse entre sí y con los organismos del sector para establecer un estándar común y compartir datos y conocimientos. 

realidad virtual, realidad aumentada, retail, omnicanalidad, customer experiencie, experiencia de compra, ecommerce

Cinco áreas de especial interés 

El informe explora especialmente cinco áreas de especial interés: 

1. La realidad del metaverso. Las marcas de moda tendrán que separar la fiebre actual por este sector de las oportunidades serias para generar ingresos sostenibles. 

2. Hiperpersonalización. Las marcas tienen cada vez más herramientas de personalización para mejorar sus relaciones con los clientes. Deben aprovechar el Big Data y la IA para proporcionar experiencias que los fidelicen a largo plazo. 

3. Tiendas conectadas. El aumento del comercio electrónico ha replanteado el papel de las tiendas físicas. Sus responsables deben usar aplicaciones para afinar y dar mayor velocidad a su servicio. 

4. Actualización de principio a fin. Las herramientas digitales han transformado partes de la cadena de valor de la moda, pero suelen estar aisladas. Las marcas deben integrarlas para ser más eficientes y rentables. 

5. La trazabilidad es lo primero. La trazabilidad ayudará a las marcas de moda a gestionar mejor sus cadenas de suministro. 

+ Info: https://www.businessoffashion.com/reports/news-analysis/the-state-of-fashion-technology-industry-report-bof-mckinsey/

PUBLICIDAD