×
FERIA 080

27 OCT 2021 Temas del día: Segunda jornada 080 Feria de la Moda de Tenerife Tendencias PV 2023 GAP sostenibilidad Alianzas en el retail

CFDA: entrevista sobre el futuro de la enseñanza en moda


El CFDA ha pedido a dos educadores en moda sus opiniones sobre los retos que deben afrontar y los cambios necesarios en su sistema actual

16.09.2021.- El CFDA (Council of Fashion Designers of America) ha dado a conocer una entrevista que ha realizado con dos directivos de programas estadounidenses de diseño de moda. Se trata de Simon Ungless, director ejecutivo de la Academy of Art University’s School of Fashion, y de Lynda Grose, encargada del programa de diseño de moda en el California College of the Arts. Contestan las preguntas que les formula el CFDA.

CFDA, enseñanza de moda
Simon Ungless y Lynda Grose, entrevistados por el CFDA

¿Qué es lo más importante que un educador puede aportar en beneficio de sus alumnos?

SU (Simon Ungless). Ante todo, un educador debe poseer una amplia experiencia profesional en este sector antes de pasar a enseñar. Incluso debe seguir trabajando activamente al mismo tiempo que enseña. Si no es así, no tiene nada que ofrecer a sus alumnos. La experiencia real en el mundo profesional es la única manera de que un profesor pueda ofrecer una plataforma seria para que sus alumnos triunfen en su vida profesional.

LG (Lynda Grose). Los educadores deben ayudar a los alumnos a desarrollar su propio criterio para formular las preguntas correctas y analizar las respuestas que reciben para crear su propio camino profesional.

Durante sus estudios, ¿tuvieron algunos profesores que les ayudaron a moldear su carrera?

S.U. Yo tuve la suerte de contar con un grupo de profesoras increíbles durante mis estudios. Todas trabajaban activamente en el sector textil/moda y eran muy generosas compartiendo su experiencia. Sus conocimientos y su habilidad profesional para sacar lo mejor de cada alumno eran extraordinarios. Eran muy valientes y honestas: nunca se dedicaron a dorar la píldora. En mi carrera docente he intentado replicar lo que vi en ellas. 

LG. Sí, por supuesto yo también tuve experiencias muy valiosas. Una de ellas fue la de Daphne Brooker, directora del programa de moda en Kingston Fashion. Notó que estaba insatisfecha con mi trabajo en Londres y me ofreció una entrevista de trabajo en Nueva York.

CFDA, enseñanza de moda
Fachada principal del California College of the Arts

¿Cuáles son los retos más importantes que tiene hoy en día la educación en moda?

S.U. El reto más importante es tener el coraje de dejar atrás los curriculums tradicionales y obsoletos. Otros sectores creativos están creando modelos para enseñar de forma más concisa y concentrada. La moda debe hacer lo mismo. Obviamente, esto tendrá consecuencias importantes en los recursos que generen las matrículas, pero creo que, si no hacemos este cambio, dentro de un tiempo ya no tendremos alumnos a los que matricular. 

L.G. Yo pienso que el reto más importante es enseñar a responder a las necesidades sociales y ecológicas del mundo. Debemos conceder menos importancia a los aspectos comerciales de la moda, que han contribuido a crear la situación actual. Necesitamos eliminar estructuras estáticas que muchas veces no responden a las necesidades actuales. 

¿Hacia qué futuro conduce la educación en moda? ¿Cómo se la imaginan dentro de 5 o 10 años?

S.U. El modelo tradicional de 4 años para obtener un grado es un auténtico dinosaurio. Los alumnos deben asistir a multitud de clases sobre temas que no necesitan para nada. A menudo dejan las escuelas con un montón de unidades lectivas aprendidas y poco más. Nadie necesita ya aprender de esta manera. 

Los programas deben ser más cortos y concentrados y estar centrados en las necesidades de cada alumno. Ya no cabe una enseñanza generalista. Los estudiantes deben desarrollar sus propias capacidades y reunir la información que necesitan para labrar su propio camino dentro de este sector. Los currículos deben ser fluidos y poder cambiar deprisa para ir al mismo paso que el sector profesional de la moda. 

Espero que la formación en moda se parezca cada vez más a un aprendizaje práctico, donde los alumnos trabajen en proyectos reales, donde su mentor sea el propio sector. 

La respuesta de Lynda Grose 

L.G. Creo que en 5 años, los programas reflejarán mejor que ahora la realidad del sector. Los programas de moda enseñarán activismo político y usarán las letes para enseñar a los alumnos a organizarse. Mientras las empresas sigan centradas en la sostenibilidad, las escuelas de moda deben crear sus propios medios para crear nuevos modelos de negocio, cuyo centro deben ser la ética ecológica y la justicia social. 

Las estructuras educativas se liberalizarán para incluir la trasferencia fluida de conocimientos. Los muros de las instituciones docentes serán más permeables porque los estudiantes trabajarán en proyectos reales y en tiempo real. Así beneficiarán a la sociedad, la cultura y la ecología. La formación en ciencias sociales quedará integrada en los programas. 

Dentro de 10 años, espero que la ecología local y sus nuevas ideas alimenten todas las enseñanzas impartidas en las aulas. Los diseñadores trabajarán junto a geógrafos, antropólogos, ecologistas, biólogos, economistas, etc. para debatir los conceptos de la vida real. Los centros docentes crearán nuevas formas de enseñanza, formarán un nuevo tipo de diseñadores y tratarán nuevos aspectos de la moda para responder a sus necesidades sociales y ecológicas.

CFDA, enseñanza de moda
Desfile de moda en la Academy of Art University of Fashion

¿Qué les apasiona más sobre el futuro que están retratando?

S.U. Los nuevos diseñadores con nuevos puntos de vista para forjar su propio futuro sostenible y crear sus propias empresas. Espero que rompan con el sistema anticuado que tenemos hoy en día y creen su propia manera de trabajar, distinta a todo lo visto hasta ahora. Siempre me gustan los diseñadores que lo hacen. 

L.G. Me viene a la cabeza una vez que estaba visitando un bazar en Lahore (Pakistán). Estaba examinando hilos de colores para un bordado, con un ayudante local. Una mujer que estaba a nuestro lado tocó los colores que había seleccionado y demostró su aprobación. Como un rayo, surgió entre nosotras dos un lazo muy fuerte. 

La moda es un lenguaje potente, entendible fácilmente a través de las distintas culturas y demografías. Los textiles y el vestuario tienen un enorme potencial para comunicar nuestros valores. La capacidad creativa de los diseñadores es ilimitada. Cuando se aplica a las necesidades sociales y ecológicas, facilita los cambios que necesitamos.

Hasta aquí las respuestas de estos dos profesionales de la enseñanza de moda a las preguntas formuladas por el CFDA, una asociación profesional entre cuyas preocupaciones principales está la formación de sus asociados.

+ Info: https://cfda.com/news/the-future-of-fashion-education

Pinker Moda