Chitopoly, la Fibra Sana, llega a España


Chitopoly se obtiene -sin transformaciones químicas- a partir de la cáscara de crustáceos con una composición rica en quitina. A finales de los años sesenta el producto resultante se comenzó a utilizar en medicina por sus propiedades antibacterianas, antimicrobianas y antifúngicas. Posteriormente se comenzó a hilar y a tejer, tanto solo en mezclas (normalmente, con un mínimo de 40% de Chitopoly).Los estudios realizados en Japón demuestran que las prendas con mezcla de Chitopoly pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades cutáneas relacionadas con la piel sensible: dermatitis, micosis, eczemas, etc.Además, las propiedades de Chitopoly tienen una enorme resistencia al lavado: después de 50 lavados mantienen el 88,7% de su actividad.En España, la empresa propietaria de los derechos de Chitopoly es BGT International, participada por el grupo japonés que ha desarrollado Chitopoly y situada en Cabrera de Mar. En estos momentos, El Corte Inglés posee los derechos exclusivos para la venta de productos textiles con la etiqueta Chitopoly, La Fibra Sana.