1 FEB 2023 Temas del día: Ágatha Ruiz de la Prada Momad internacional Milano Unica Imagining Sustainable Fashion Award Pepco se incorpora a ARTE

Un equipo de la ETH de Zúrich crea una piel autorreparable


20/01/2023

Un grupo de científicos de la ETH de Zurich ha dado los primeros pasos para crear una piel micélica capaz de regenerarse por sí sola

20.01.2023.- Un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal (ETH) de Zúrich han utilizado una impresora 3D para crear una piel micélica que puede repararse a sí misma en caso de sufrir daños. La ETH está detrás de otros muchos avances endiversos secvtores, entre ellos el textil. De ella ha surgido, por ejemplo, Haelixa, que ofrece una tecnología para rastrear el origen de las materias primas textiles.

La investigación se ha basado en las propiedades de autocuración de materiales vivos como huesos de animales o tallos de plantas. La información sobre sus resultados se ha publicada en la revista científica Nature Materials.

ETH, piel autorreparable, piel micélica
Una muestra de la piel de micelio creada en el ETH deZurich

Los científicos de la ETH han utilizado una impresora 3D para crear una rejilla fabricada con un hidrogel cargado con el hongo Ganoderma Lucidum. De manera similar al moho de los alimentos, el micelio fúngico, es decir, la red de raíces de los hongos, ha colonizado la rejilla impresa.

En un plazo de 20 días, han conseguido una piel robusta y capaz de regenerarse: cuando se corta, vuelve a crecer. La piel debe esta capacidad de autocuración a la actividad metabólica de las células del micelio fúngico, que han evolucionado en la naturaleza para poder navegar y crecer a través de las aberturas de las estructuras porosas.

Esta piel micélica necesita nutrientes

Sin embargo, para que la piel se regenere no debe perder su actividad metabólica, para lo cual necesita nutrientes. Los autores del estudio reconocen que todavía deben estudiar más la forma en que la piel fúngica puede obtener este alimento. Tampoco saben todavía cómo pueden eliminar sus productos de desecho durante un período prolongado.

Para examinar el funcionamiento del proceso, los investigadores de la ETH han impreso una piel, con la que han vestido un robot. Después, han realizado varias pruebas, como hacer rodar el robot sobre varias superficies y sumergirlo en agua. La piel impresa ha pasado satisfactoriamente todas las pruebas.

Sus autores han declarado que en el futuro esta tecnología podría dar una nueva vida al mundo de los materiales. De hecho, la búsqueda de una piel de origen micélico es uno de los retos que tiene por delante la humanidad, y especialmente el sector textil y de la piel.

+ Info: https://ethz.ch/en.html