×
PREMIERE VISION

9 DIC 2021 Temas del día: Se cancela Heimtextil Design-A-Bag Texworld Evolution Paris CSCB Sustainability Forum Texcare Forum Marsella

PUBLICIDAD

HEIMTEXTIL

Consumidores éticos y sostenibles en un escenario pos-pandémico, por WGSN


A través de su estudio “Create Better: Innovating Towards a Sustainable Future”, WGSN analiza los tres principales perfiles de consumidores responsables.

|09.11.2021| La agencia de tendencias WGSN ha elaborado un estudio sobre la innovación en pro de un futuro más sostenible. El informe incluye información sobre varios segmentos: Fashion, Beauty, Food & Drink, Interiors y Consumer Tech; así como una definición detallada de los tres principales perfiles de cliente vinculados a la sostenibilidad. En este artículo nos centraremos en retratar estos tres tipos de consumidores:

Pandemia y sostenibilidad

Según el informe “Create Better: Innovating Towards a Sustainable Future”, de WGSN, una encuesta realizada por el Foro Económico Mundial a 21.000 personas procedentes de 28 países determinó que, en el marco pos-pandémico, el 86% de consumidores demanda productos más sostenibles y éticos.

Los consumidores esperan cambios por parte de las empresas y muchos están dispuestos a elegir aquellas marcas que fomenten la construcción de un mundo mejor. Según un informe del IBM Institute for Business Value (2020), un 60% de consumidores están dispuestos a cambiar su comportamiento de compra para minimizar su huella medioambiental. Además, los datos sugieren que esto se ha intensificado durante la pandemia.

Las principales marcas aprovecharán su poder global, sus redes y sus infraestructuras para ampliar las soluciones ecológicas, acelerar la innovación y democratizar la sostenibilidad. Como resultado, los productos responsables con el medio ambiente serán más accesibles y asequibles para todos. El futuro de la sostenibilidad está en la colaboración, la adaptación y la integración.

Tres perfiles de consumidor

A continuación destacamos los tres perfiles clave de consumidores que han surgido a raíz de la pandemia y analizamos las estrategias para que las marcas interactúen con ellos. Lo hacemos de la mano de Carla Buzasi, presidenta y CEO de WGSN, que habla de los compradores que se mueven por el valor, aquellos que lo hacen por un propósito y de los desconectados.

Sostenibilidad democrática: el consumidor impulsado por el valor

Para este grupo, las expectativas de sostenibilidad se centran en la asequibilidad y la accesibilidad. Las empresas deberán responder a través de modelos y estrategias que democraticen el acceso a la educación y a los estilos de vida sostenibles.

Abordar la emergencia climática requiere un cambio de comportamiento a escala global para adoptar estilos de vida responsables en masa. Para permitir este cambio, la asequibilidad y la accesibilidad a propuestas de menor impacto serán fundamentales para los consumidores.

La conveniencia y la responsabilidad socioecológica deberán integrarse en las ofertas comerciales, ya que la mayoría de los consumidores (63%) considera que la relación calidad-precio es un factor clave para la compra. Así se desprende de una encuesta de KPMG realizada a más de 75.000 encuestados en 12 mercados entre mayo y septiembre de 2020.

La pandemia ha aumentado la conciencia de la fragilidad del sistema globalizado y ha acelerado un cambio en las preferencias de lo global y centralizado a lo local y descentralizado. Las economías y los servicios de proximidad permitirán a los clientes acceder a opciones sostenibles en un nivel micro. El código abierto, la descentralización, el decrecimiento y la descolonización pasarán de ser conceptos exclusivos a convertirse en la principal opción.

Sostenibilidad activa: el consumidor impulsado por un propósito

Estos consumidores están canalizando sus temores sobre la emergencia climática en esperanza y acción; adoptando voluntariamente nuevos comportamientos para reducir su huella ecológica. Las empresas deberán colaborar con los defensores de la sostenibilidad, las comunidades y las personas para abordar la emergencia climática de forma colectiva.

Los efectos extremos del cambio climático están afectando la salud mental de las personas; especialmente de los adultos jóvenes y los niños. En un estudio de 2020 elaborado por el Royal College of Psychiatrists del Reino Unido, el 57% de los psiquiatras que trabajan con niños y adolescentes en Inglaterra informaron haber visto a pacientes angustiados por la crisis climática. La depresión climática y la eco-ira impulsan un mayor compromiso con el activismo climático, según un estudio publicado en 2021 en la Revista de Cambio Climático y Salud.

El consumidor impulsado por un propósito transformará las emociones negativas relacionadas con el cambio climático en esperanza y acción; haciendo esfuerzos para ajustar su estilo de vida y minimizar su impacto negativo sobre el medio ambiente.

Según una encuesta a 18.980 consumidores en 28 países realizada por el IBM Institute for Business Value, más de la mitad de los consumidores (57%) están dispuestos a cambiar su comportamiento de compra para ser más responsables. Ante este escenario, las marcas deberán ofrecer propuestas que faciliten el cambio hacia la sostenibilidad; desde aplicaciones personales de seguimiento de la huella de carbono hasta productos residuo cero.

Sostenibilidad subcontratada: el consumidor desconectado

Impulsada por la desconfianza en las instituciones y por la desinformación, este tipo de consumidor rechaza la responsabilidad de minimizar el impacto ambiental personal a través de nuevos comportamientos. En cambio, ponen sus expectativas en las empresas para que intervengan y lideren la transformación ambiental.

El Edelman Trust Barometer 2021 concluyó que, para el 61% de encuestados (33.000 personas de 28 países), las empresas se perciben como la única institución confiable; situándolas sobre las ONG, el gobierno y los medios de comunicación. Los consumidores esperan que las empresas y los líderes empresariales aborden y resuelvan los desafíos socioambientales macroeconómicos. Esto brindará una oportunidad para que las empresas se establezcan como líderes de opinión, guiando a los clientes hacia un futuro más resiliente y responsable.

Las inversiones en sostenibilidad brindarán a las empresas grandes oportunidades económicas; transformando la recuperación financiera de la pandemia en una revolución verde. Solo en el sudeste asiático, la economía sostenible podría generar más de un billón de dólares en oportunidades financieras de cara a 2030.

Mantener estándares de información de calidad será otro elemento clave para reconstruir la confianza entre los consumidores desconectados. Las marcas, en colaboración con los gobiernos y los medios de comunicación, deberán proporcionar contenido veraz, imparcial y confiable sobre la sostenibilidad.

Lea el informe completo a través de ESTE ENLACE.

Para más información: https://www.wgsn.com/en/

Pinker Moda

Otras noticias