El coronavirus afecta también al sector de la moda


La industria de la moda, especialmente el segmento del lujo, sufre las primeras consecuencias del coronavirus: cierres temporales de tiendas, controles en la cadena de suministro y ligeros desplomes en bolsa.

|30.01.2020| A día de hoy, 30 de enero, la epidemia de neumonía originada en la localidad china de Wuhan -conocida como coronavirus– afecta a cerca de 8.000 personas y ha causado más de 170 muertes.

El elevado nivel de contagio del virus ha obligado a confinar más de 40 millones de personas; a prorrogar el periodo vacacional laboral y escolar indefinidamente; a suspender vuelos y eventos deportivos; a cerrar puntos de interés turístico, parques temáticos, tiendas de grandes cadenas internacionales, etc. De hecho, según El Periódico, “el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha convocado para hoy una cumbre en la que podría declarar la emergencia internacional”.

H&M baja la persiana de varias tiendas

Esta situación excepcional afecta a todos los ámbitos y sectores, y el de la moda no queda exento. Ejemplo de ello es la cadena sueca H&M, que se ha visto obligada a cerrar temporalmente 45 de sus 500 tiendas en China (uno de sus mercados principales) a causa del coronavirus. Así lo recogen varias agencias y medios como Reuters y Forbes.

Además, el grupo sueco ha suspendido los viajes de negocios a la región afectada y aconseja a los trabajadores que regresan de China quedarse en casa un par de semanas. “La seguridad de nuestro personal es nuestra máxima prioridad. Seguimos de cerca los últimos anuncios públicos realizados por parte de las autoridades”, han asegurado fuentes de H&M en declaraciones a El Español.

Inditex, que también tiene en China un gran mercado y cuenta con siete tiendas en la ciudad de Wuhan, no ha hecho todavía declaraciones al respecto.

Producción y a aprovisionamiento

Más allá de los puntos de venta orientados al consumidor final, es importante tener en cuenta la cadena de producción y aprovisionamiento en su conjunto. Muchas firmas y retailers cuentan con fabricantes y proveedores asiáticos, por lo que pueden ver afectado su negocio debido a las restricciones para frenar el coronavirus.

Es el caso de H&M y Mango que, a pesar de no tener fábricas en China, sí que trabajan con proveedores de dicho país asiático. Esto les ha obligado a tomar medidas de precaución aunque, en última instancia, consideran que es responsabilidad de los propios proveedores garantizar la seguridad en la cadena de suministro.

El sector del lujo tampoco se escapa

Según información recogida en el Huffington Post y BoF, “el 35% de las ventas mundiales de artículos de lujo se realizan en China”. Este elevado porcentaje convierte al país asiático en el principal mercado del sector del lujo y, como consecuencia, en uno de los segmentos más amenazados por el coronavirus.

Este estado de alerta no ha tardado en reflejarse en las cotizaciones en bolsa de grupos y compañías de la talla de LVMH, Richemont, Burberry o Kering, cuyas acciones han bajado entre un 1,9% y un 3% en una semana. Así lo afirman datos de Reuters difundidos por el Huffington Post. Además, según la misma fuente, “las marcas más expuestas a la crisis del coronavirus son Moncler, que en 2018 obtuvo el 43% de sus ingresos de Asia; y Salvatore Ferragamo que, con un 38%, tiene en la región de Asia Pacífico su principal mercado”.

Pinker Moda

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

Descarga nuestra última edición!