PUBLICIDAD

KORNIT

Crece la exportación, excepto en Alemania


España ha exportado algunos zapatos menos (1,4% menos) pero a un precio mayor. Rafael Calvo, presidente de FICE, está satisfecho: «los resultados acompañan la política sectorial, basada en vender zapatos cada vez más caros». Calvo insistió en la necesidad de «ir abandonando el tipo de zapato que no podemos seguir fabricando en España. Eso es lo que reflejan las cifras y por ese motivo, cada vez considero menos relevante hablar del volumen y más de la facturación». La reactivación de la exportación se notó en los principales mercados exteriores. Francia fue nuestro mejor cliente, con casi 25 millones de pares (un 5,5% más), por valor de 58.625 millones de pesetas (una subida del 16,8%). El precio medio se situó en 2.357 pesetas, por encima de la media. Estados Unidos se sitúa en segundo lugar, con 57.600 millones de pesetas (un 12,8% de aumento), aunque con un ligero aumento del número de pares –algo más de 17 millones– y un precio medio alto, 3.225 pesetas. Creciendo en mercados distintosHubo crecimiento también en Israel (el 20,1%), México (95%), con un precio medio de 3.040 pesetas, Rusia, que siguió creciendo (un 39%) y recuperando el terreno perdido por la crisis de hace dos años, con un precio medio de 3.459 pesetas. Cuba, con 694.000 pares, creció un 21,6%, con 2.542 pesetas de coste medio por par. Hong Kong rompió su racha negativa con una subida del 13,2% y un altísimo precio medio de 4.889 pesetas. Este precio es superado por Túnez (donde fueron tres millones de pares por valor de 284 millones, es decir, una media de 5.726 pesetas) y China (5.482 pesetas el par). Japón, con una subida del 24,7%, se situó en 4.031. Alemania, punto negro En el halagüeño panorama, sólo el mercado alemán decepcionó. «La evolución del mercado alemán es mi principal motivo de preocupación», reconoce Calvo. España ha vendido casi dos millones menos de pares, quedándose en 27,5 millones, y la facturación bajó casi un 12%. El precio medio de un par de zapatos españoles allí fue de sólo 1.875 pesetas. «Tenemos que analizar tranquilamente lo que está pasando y ver por qué allí no vendemos calzado de mayor calidad», señaló el presidente de FICE.

PUBLICIDAD