PUBLICIDAD

TEXPROCESS

Discretos resultados en la Feria del Calzado de Shanghai


La segunda edición Moda Shanghai, que se celebró el pasado fin de semana en la capital china de la moda con un balance más que discreto, fue en realidad una exhibición del calzado de alta gama de Italia y España. Medio centenar de empresas estuvieron presentes, y de éstas, 16 eran españolas (siete de Baleares, dos de Almansa y las diez restantes de Alicante).La idea original de los organizadores, la firma Miller Freeman, de convertir Moda Shanghai en un escaparate selecto del calzado europeo, no acaba de arrancar. Así, mientras en la primera edición de abril hubo expositores de Francia, Singapur y Hong Kong, aparte de España e Italia, ahora se ha quedado reducida a estos dos últimos países. Tailandia y Portugal, que anunciaron su presencia, finalmente no asistieron.La delegación española ha vuelto decepcionada por los resultados pero, pese a ello, la apuesta del sector a favor de mantener su presencia en China es firme por las posibilidades futuras que este mercado tiene. Las firmas participantes asumen los grandes obstáculos que hay que salvar para entrar en un mercado que se encuentra en pleno proceso de transformación. Por ese motivo seguirán manteniendo su presencia en las acciones promocionales que la patronal FICE (Federación de Industrias del Calzado Español) y el ICEX (Instituto de Comercio Exterior) realicen. Según el director de comercio exterior de FICE, Javier García Lillo, «el mercado chino evoluciona muy lentamente, pero evoluciona». Eso sí, de cara al próximo año, FICE planteará al Icex un cambio de estrategia en China en la reunión que ambos organismos mantendrán el próximo mes para concretar el plan exterior para el 2000. «Tendremos en cuenta el interés de los fabricantes por seguir allí pero a unos costes que no resulten gravosos para poder estar presentes también en otros mercados emergentes». Dentro de esta estrategia jugará un papel importante Ofcomes, la nueva oficina comercial española que el Ministerio de Comercio ha abierto en Shanghai, «la tercera en China tras Hong Kong y Pekín» y que es una de las mayores de la red. En unos meses estrenará su nueva sede en plena zona comercial, con 1.500 metros cuadrados. Entre las ideas que se barajan está la de mantener en estas nuevas dependencias un espacio para exposición permanente del calzado.

PUBLICIDAD