PUBLICIDAD

KORNIT

¿Düuuuseldorf? No, la GDS resiste a las «vacas locas»


Tras tanto alarmismo en estos meses, las palabras de García Lillo son tranquilizadoras: «siendo un problema general que debemos asumir, no afecta al sector en lo que a la producción se refiere. El mal de las vacas locas y su repercusión sobre las pieles y los precios ya se ha superado prácticamente y la feria de Düsseldorf es la confirmación más evidente y próxima». ¿Todos opinan así? García Lillo admite que «existen rumores que dicen lo contrario, pero nosotros seguimos manteniendo que la producción del calzado no está en peligro y que está garantizada y así se lo están transmitiendo los expositores a sus clientes». De hecho, los clientes, ante los rumores existentes, prefieren asegurar sus pedidos y quieren que se les garantice la fecha y la forma, asumiendo el encarecimiento. «Hemos subido el porcentaje de la competencia, pero el comprador siempre ha tenido un margen muy importante para que en casos como éste, de incrementos coyunturales, el problema pueda ser asumido», afirma García Lillo, traspasando el problema al distribuidor. El problema de las pieles relacionado directamente con el mal de las vacas locas ha supuesto un incremento de los precios, «pero nosotros mantenemos unos valores añadidos muy importantes como son la calidad, la moda y el servicio», reusmía el director comercial de Fice.

PUBLICIDAD