El coronavirus muerde también al textil/confección


El coronavirus afecta al comercio de moda, a la producción en textil/moda, al empleo, a las ferias y a la relación entre proveedores y clientes

23.03.2020.- La pandemia de coronavirus es ya tan global como nuestro sector de textil/moda. Aunque la situación es muy fluida y cada hora aparecen noticias nuevas, a menudo no contrastadas, queremos hacer aquí un primer balance de la situación. Recogemos para ello algunas de las noticias que nos han llegado, aunque quizá no todas estén entre las más representativas del sector.

Nos alegra constatar que las asociaciones españolas del sector -como Texfor, Fedecon, Moda España, etc.- han reaccionado ya ante el coronavirus y han ofrecido su colaboración a la sociedad española.

Lo que sí emerge de todas las noticias e informes recibidos es que -igual que ha pasado otras veces, por ejemplo con la entrada de China en la OMC- nuestro sector puede salir airoso pero con heridas profundas de esta crisis. Será ya bastante distinto al que hemos tenido hasta ahora.

Recesión económica en toda regla

Un informe de la consultora McKinsey de hace una semana indica que las cuarentenas a gran escala, las restricciones a los viajes y el distanciamiento físico en las relaciones sociales y profesionales tendrán un impacto importante en el consumo privado y empresarial, por lo menos durante el segundo trimestre y probablemente el tercero de este año. De hecho, todo ello equivale a una recesión económica en toda regla, con los consumidores encerrados en sus casas, la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo y la inactividad de muchas empresas, que estarán en riesgo de bancarrota. El sistema bancario y financiero sufrirá las consecuencias del coronavirus.

La agencia Moody’s ha asegurado que el sector textil/moda es uno de los más expuestos a las consecuencias del coronavirus porque es el que genera más viajes y movimientos logísticos, solo por detrás de la alimentación.

Algunos informes, además, señalan que el sector de artículos de lujo es uno de los pueden verse más afectados en su valoración bursátil porque ese tipo de artículos será uno de los más afectados cuando la epidemia afecte a la situación financiera de todos los países y de sus consumidores.

Coronavirus, sector textil/moda
Tienda de Zara en el Paseo de la Castellana, en Madrid

Cierre de puntos de venta

Una de las primeras concuencias de la pandemia en muchos países del mundo ha sido el cierre generalizado de las tiendas,, entre ellas las de moda, para evitar el riesgo de contagios entre sus empleados y clientes. Las informaciones que nos han llegado se refieren fundamentalmente a los mercados de Europa y América del Corte.

Muchas marcas, en efecto, están cerrando todas sus tiendas o por lo menos una parte muy significativa, aunque mantienen sus canales de venta online. Urban Outfitters, Anthropologie y Free People, por ejemplo, han cerrado todas sus tiendas en América del Norte y en Canadá. VF Corporation hace lo mismo con sus tiendas de Vans, The North Face y Timberland en América del Norte. Lo mismo ocurre en la zona EMEA y en Asia/Pacífico.

En Europa Inditex ha cerrado muchas de sus tiendas, entre las que destacan 2.000 en España. Lululemon ha hecho lo mismo con sus casi 400 tiendas en Europa y América del Norte. Fast Retailing ha cerrado ya en Francia y España. Abercrombie ha anunciado los mismos planes para Europa y América del Norte.

Las tiendas que siguen abiertas -probablemente por muy poco tiempo- reciben muchos menos visitantes y hacen muchas menos ventas que en un época normal. No disponemos de datos estadísticos sopbre la evolución de las venas online.

Parón en la producción

Como consecuncia de la paralización de la actividad comercial, muchas empresas han paralizado sus compras, forzando una reducción sustancial en el trabajo de las fábricas, también en Europa. Hermès, por ejemplo, ha ordenado ya el cierre de sus 42 plantas productivas en Francia, donde cuenta con 9.500 empleados.

Parece que también han parado, al menos en parte, su producción cadenas tan importantes como H&M y Mango.

Coronavirus, sector textil/moda
La producción industrial ya se afectada por la pandemia

Crisis cruel en el empleo

La crisis en el comercio y en la producción está dejando sin trabajo a miles de trabajadores de todo tipo. A la hora de escribir esta crónica, leemos que los ERTES (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) 54.000 personas.

Todavía no está clara la solución financiera a este problema. En algunos momentos ha parecido que la Administración Pública se haría cargo de la parte de su salario que seguirán cobrando. Inditex es una excepción importante. El grupo parece decidido a mantener todo el personal en plantilla a pesar de cerrar las tiendas y del parón en la producción.

Parón exportador en los países emergentes

Todo ello está generando un parón exportador en los países emergentes. La pandemia es tan global que no les deja mercados potenciales a los que acudir para compensar las pérdidas en los más dañados por el coronavirus.

La mayoría –aunque en un primer momento pensaron que tendrían una buena oportunidad para compensar la caída de la producción en China- sufre lo suyo.

Los envíos de Paquistán a Europa y Estados Unidos están siendo cancelados o pospuestos por culpa del bloqueo de los mercados.

Bangladesh está viéndose también muy afectado. Los clientes europeos están cancelando pedidos programados y parando los envíos ya acordados. En consecuencia, las fábricas deben mantener unos stocks mucho mayores de lo habitual y enfrentan dificultades de cashflow. Algunos clientes, especialmente italianos y españoles, han cancelado ya sus pedidos o por lo menos han reducido sustancialmente su tamaño.

India teme una caída del 40% en sus exportaciones, especialmente de productos algodoneros a España, Portugal e Italia.

Muchos de los trabajadores de esos países –especialmente los inmigrantes- pueden perder su trabajo y sus ingresos familiares regulares. En Europa, al fin y al cabo, tiene cierta protección social; en esos países, mucho menos.

Cierre casi total en ferias y eventos

Las ferias del sector y las pasarelas de moda están sufriendo también lo suyo. Casi todas han debido cancelar sus ediciones ya programadas para los meses inmediatos sin que nadie tenga claro cuándo podrán celebrarse.

Entre ellas tenemos la Semana de la Moda de Moscú, organizada por el Consejo Ruso de la Moda, que debía celebrarse desde el 31 de marzo hasta el 4 de abril. Panorama Berlin –aquejado, además, por problemas financieros- ha decidido suspender la edición que quería poner pie a primeros de junio en el aeropuerto de Tempelhof. Asegura haber obtenido el apoyo de bastantes marcas, pero la situación sanitaria europea have inviable el proyecto. Lo mismo ocurre con ITM y Hightex, de maquinaria textil y de textiles técnicos, que debían celebrarse en Estanbul, y con muchas más.

Neonyt, salón de moda sostenible organizado por Feria de Frankfurt en Berlín, en cambio, ha confirmado provisionalmente su celebración, aunque está a la espera de la evolución de la situación porque reconoce que la situación es muy complicada, y que puede durar más de lo inicialmente previsto.

Lo mismo ocurre con Congresos y otras reuniones sectoriales, como la Conferencia Internacional del Algodón, que debía celebrarse en Bremen.

Ni que decir tiene las consecuencias económicas que todo ello comienza a tener para las instituciones feriales que están dejando de ingresar buena parte de su presupuesto.

Alternativas digitales

Todo ello obliga a las empresas y entidades feriales a buscar alternativas que no exijan la presencia física de expositores y visitantes. Make it British, que debía tener lugar el 17 y 18 de marzo, ha sido aplazado a mayo pero para celebrar entonces una edición virtual.

La portuguesa Moretextile, afectada por la cancelación de la Market Week estadounidense que debía tener lugar del 23 al 26 de marzo, hará presentación virtual en Estados Unidos.

Salones como Première Vision y Milano Unica están en una situación privilegiada gracias a sus plataformas digitales ya suficientemente probadas.

Para acabar, mensajes de cooperación y optimismo

Coronavirus, sector textil/moda

Junto a todos estos desastres, comenzamos también a conocer algunos ejemplos de cooperación y de optimismo. Uno de los que hemos sido informados es que Shima Seiki ha puesto a disposición de todas las empresas interesadas en utilizarlo el software para producir mascarillas protectoras wholegarment contra el coronavirus en sus máquinas rectilíneas.

+ Info: www.pinkermoda.com

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad