PUBLICIDAD

TEXPROCESS

El empresario de Sabadell Josep Bombardó reactiva la antigua Serra Feliu


Josep Bombardó ha alquilado la nave de la textil en Puig-Reig y ha recolocado a una cuarentena de trabajadores de los 140 con que contaba la empresa. El alquiler, que se ha llevado a cabo a través de la sociedad Meroltex, sirve a Bombardó para seguir contando con lo que fuentes del sector denominan «un buen proveedor». Serra Feliu, fabricante de tejido en crudo para la industria textil, era uno de los primeros proveedores de Textil Dobert, que elabora tejido para confección. Bombardó es accionista y administrador de la empresa promotora del Barcelona Moda Centre (BMC) de Sant Quirze del Vallès. La familia Bombardó también controla la empresa textil del mismo nombre cuyo administrador es Jaime Bombardó Navines. La Generalitat participaba en Serra Feliu a través del holding público Eplicsa, pero abandonó el accionariado tras perder 300 millones de pesetas. Aunque Serra Feliu facturaba 2.000 millones de pesetas, su deuda de 1.500 millones con las Administraciones resultó mortal. Cuando se cerró, el presidente de la empresa, Antoni Serra Martí, insistió en que Serra Feliu era viable industrialmente y que era la deuda la causa de su hundimiento.

PUBLICIDAD