PUBLICIDAD

TEXPROCESS

El Proyecto USA: ICEX y FICE a por el mercado americano


El plan para fomentar el calzado español en EEUU es la iniciativa exportadora más importante a la que se enfrenta el sector este año. Por otra parte, hay que consolidar las ventas en Unión Europea y potenciar China, los otros grandes objetivos. Las crisis de Asia y Rusia han obligado a la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) a limitar la diversificación de mercados que inició en 1997 y centrarse para 1999 en los destinos tradicionales de la UE y EE UU, además de China, mercado lleno de posibilidades. Alemania, Francia, EE UU y Reino Unido suponen el 62,4% de las ventas exteriores del sector y acaparan los principales recursos del plan sectorial de exportación para este año, que superarán los 1.000 millones de pesetas. Dentro del conjunto de actuaciones aprobadas, destaca el «Proyecto USA», un ambicioso programa de FICE y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), vigente por tres años , con el objetivo de impulsar la implantación de las marcas exportadoras en EEUU. La idea es facilitar el acceso directo a clientes norteamericanos con proyectos específicos que contribuirán a mejorar la imagen del producto español. La importancia de EEUUCon exportaciones por valor de 38.496 millones de pesetas en enero-agosto de 1998 (últimos datos oficiales), Estados Unidos aporta el 15,5% del total de los ingresos por ventas exteriores del calzado español. Sin embargo, su crecimiento ha estado siempre condicionado a las variaciones del dólar y por la excesiva dependencia que tienen los fabricantes españoles de las grandes importadoras y distribuidoras norteamericanas. El Proyecto USA recoge seis puntos:la creación de una oficina de la FICE en Nueva York el fomento de consorcios la apertura de sucursales o delegaciones comerciales un plan de promoción y publicidad la exposición y presentación en ferias la posibilidad de acuerdos con empresas de almacenaje para que los exportadores españoles tengan un stock permanente en el país sin que su costo repercuta excesivamente en el precio del producto. La nueva oficina de la FICE aprovechará la sede que tiene en Nueva York el Instituto Valenciano de Exportación. Su misión será dotar de apoyo a los exportadores españoles y realizar labores de control y seguimiento de actividades comerciales, mailing y visitas a clientes, además de ubicar una exposición permanente. El presidente de la FICE, Rafael Calvo, muy satisfecho de este proyecto de colaboración con el ICEX lamentó sin embargo «la escasez de recursos que el Gobierno presupuesta para el ICEX , que nos parecen difícilmente compatibles con los objetivos del Plan 2000 de Exportación».

PUBLICIDAD