PUBLICIDAD

TEXPROCESS

El sector de componentes para el calzado supera el bache en la exportación al aumentar las ventas un 36%


Gaspar Macià para La VerdadLa industria auxiliar y de componentes para el calzado demostró durante el año pasado que su vocación exportadora no era flor de un día. El descenso del 20% sufrido en 1998 no sólo quedó neutralizado en el último ejercicio sino que las ventas del sector al exterior registraron un espectacular incremento del 36%, alcanzado la cifra récord de 34.000 millones de pesetas. La favorable evolución de la industria internacional del calzado y la apertura de nuevos mercados son las causas de este incremento, según la Asociación de Empresas de Componentes (AEC). Esta política se potenciará este año con la presencia en un mayor número de ferias y el inicio de planes de choque en mercados emergentes. El primer país elegido es Marruecos. El año pasado marcó un nuevo récord de exportaciones para el sector español de componentes para el calzado. Un título honorífico que ostentaba hasta ahora 1997, con 31.300 millones de pesetas, cantidad que se vio superada en 1999 en casi 3.000 millones. Pero sobre todo la cifra es importante porque elimina de un plumazo el temor a una posible etapa recesiva, tras varios años de incrementos constantes. El descenso del 20% registrado en 1998 supuso un duro golpe para un importante sector industrial asentado de forma mayoritaria en la provincia (en las comarcas del Vinalopó y Vega Baja), que había descubierto un prometedor futuro en los mercados exteriores.Las cifras provisionales del ejercicio de 1999 que facilitó ayer el director ejecutivo de AEC, Juan Carlos Soler, evidencian que todo ha quedado, al menos por el momento, en un pequeño susto. La facturación del sector rondó los 145.000 millones de pesetas, frente a los 137.500 del año anterior (un 6,6% de aumento), de los que 34.000 fueron a los mercados exteriores, frente a los 25.000 que se exportaron en 1998. «Hemos superado el bache y estamos creciendo. La dependencia del mercado nacional va descendiendo mientras aumenta nuestra presencia en otros países, lo cual es una garantía para superar mejor las situaciones adversas que se nos puedan presentar», señaló Soler.Presencia en nuevas feriasLa política exterior establecida por los responsables de AEC sigue líneas similares a las del calzado acabado: afianzarse en los mercados habituales y proseguir las acciones para introducirse en otros nuevos o emergentes. En este sentido, Soler señala que las firmas del sector van a aumentar su presencia en las ferias y otras acciones comerciales en el extranjero. Tras la reciente presencia en la feria de Miami, con buenos resultados, el calendario ferial del sector respaldado por el Instituto de Comercio Exterior (Icex) proseguirá en Promocuir, en Túnez, del 18 al 20 de febrero. Un certamen que ya ha pasado a considerarse como habitual, dado que hay participación española desde hace cuatro años. En esta ocasión participarán ocho empresas, aunque son distintas de las que acudieron en pasadas ediciones, la mayoría de las cuales ya cuenta con representantes propios en este país norteafricano.El calendario prosigue del 26 al 29 con otra cita clásica dentro del calendario anual, Anpic, en León (México), y del 29 de este mes al 3 de marzo, con la presencia en el certamen de Poznan (Polonia), plataforma de entrada a otro mercado cada vez más atractivo para la industria española de componentes. La cita más importante del semestre, como viene siendo habitual, será Lineapelle, en Bolonia (Italia), del 3 al 5 de mayo.Junto con el calendario ferial, AEC quiere promover otro tipo de acciones misiones comerciales y exposiciones en mercados emergentes donde no exista una feria o se quiera incidir de una manera especial. La idea es dedicar la atención cada año a uno de estos mercados y el primero será Marruecos.Misión en CasablancaSe trata, según señaló Soler, de realizar una «macromisión comercial» en Casablanca, que incluirá una exposición de productos y reuniones con fabricantes de calzado marroquíes, todo ello precedido por una amplia campaña promocional y de comunicación previa a los industriales invitados, «algo que hasta ahora nunca se ha hecho». Todo ello forma parte del nuevo estilo que se quiere imprimir a las salidas agrupadas de la firmas del sector.El plan de choque de la industria española de componentes en Marruecos tendrá varias fases, un esquema que se repetirá también en los países que se elijan en los próximos años. Inicialmente, en Lineapelle se mantendrán contactos con clientes marroquíes para darles a conocer la iniciativa. Posteriormente se invitará a un grupo de fabricantes de aquel país a la tercera edición de Futurmoda, que se celebrará la tercera semana de mayor en IFA. El siguiente paso será realizar la misión-exposición en Casablanca, en la que participarán entre 18 y 25 empresas, con el apoyo del Icex, de la Oficina Comercial y la Cámara de Comercio españolas en aquel país, así como del BSCH que a través de la Banca Comercial de Marruecos enviará información sobre el evento a sus clientes fabricantes.»Será la más amplia ofensiva comercial que haya hecho el sector en el exterior», señaló Soler. «Queremos hacer varias acciones continuadas, acompañadas de un apoyo logístico y promocional para que el esfuerzo sea efectivo. No podemos organizar acciones de esta envergadura sin darnos a conocer previamente». Los catálogos, envíos postales y contactos a través de las entidades bancarias harán que «no quede ningún fabricante de calzado marroquí sin entrarse de nuestra presencia allí. Queremos que Marruecos se convierta en un mercado natural nuestro».Esta actividad se organizará teniendo en cuenta a los pequeñas empresas del sector, ya que supondrá un desembolso total entre 100.000 y 150.000 pesetas, con viaje, hotel y gastos de exposición incluidos. «Queremos que hasta la más pequeña firma asociada se sienta respaldada por la asociación».Esta primera experiencia servirá para valorar la continuidad de la fórmula en años sucesivos, aunque la pretensión de la patronal es que así sea. Los próximos objetivos serían Polonia, Rusia, Turquía y algunos países latinoamericanos.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION