5 OCT 2022 Temas del día: Milano Unica tendencias PV 2024 ITMA Asia+Citme Boohoo greenwashing Cisutac Cinte Techtextil China

En Francia, las prendas informarán sobre su impacto climático


Las prendas a la venta en el retail en Francia deberán llevar a partir de 2023 una etiqueta explicativa de su impacto climático

12.08.2022.- A partir del próximo año, todas las prendas de vestir que se vendan en Francia deberán llevar una etiqueta con información sobre el impacto climático exacto que ha tenido su fabricación. Se espera que una norma similar entre en vigor en la Unión Europea en 2026. 

Esto podría significar que las marcas de ropa tendrían que hacer malabarismos con muchos datos sobre sus prendas: ¿dónde y cómo se cultivaron sus materias primas? ¿Qué se utilizó para colorearlas? ¿Qué distancia han recorrido? ¿Funcionaba su fábrica con energía renovable o con carbón? 

La Agencia Francesa para la Transición Ecológica (Ademe) está probando actualmente 11 propuestas sobre cómo recopilar y comparar datos y cómo podría ser la etiqueta para los consumidores. Utiliza para ello 500 prendas de la vida real. 

El mensaje de la ley es claro: esta etiqueta será obligatoria. Las marcas, por lo tanto, tienen que prepararse, asegurar la trazabilidad de sus productos y organizar la recogida automática de datos, ha explicado Erwan Autret, uno de los coordinadores de Ademe (la agencia francesa para la transición ecológica, que está implicada en este proyecto legislativo), a la agencia de noticias AFP. 

Algunos dicen que los modelos propuestos son demasiado simples, otros que son demasiado complicados. En todo caso, constituye un signo de madurez del mercado el hecho de que ya nadie cuestione la necesidad de esta información y de los cálculos que permitirán difundirla.

Francia, retail en Francia, etiquetas con impacto climático, Ademe
Las etiquetas en artículos confecciones reflejarán su impacto climático

Obligación gravosa para las marcas, pero necesaria 

Según Naciones Unidas, el sector de la moda es responsable del 10% de las emisiones mundiales de carbono. También es responsable de una parte importante del consumo de agua y de los residuos. Los activistas consideran que las etiquetas pueden contribuir en gran medida a abordar el impacto medioambiental. 

Obligará a las marcas a estar más informadas sobre su realidad, a recopilar más datos y a ser más transparentes ante el mercado. En general, no están acostumbradas a hacerlo, ha asegurado Victoire Satto, de The Good Goods, una agencia de medios centrada en la moda sostenible. Ahora mismo la nueva exigencia parece infinitamente compleja, pero ya hemos visto cómo otros sectores –el de suministros médicos, por ejemplo- lo han conseguido. 

Ademe realizó ya una presentación sobre este proyecto en Première Vision. Allí hizo hincapié en nuevos procesos como el curtido de pieles no tóxicas, los tintes a partir de frutas y residuos e incluso la ropa interior biodegradable. 

Ariane Bigot, subdirectora de moda de Premiere Vision, aseguró que la clave de la sostenibilidad es utilizar el tejido adecuado para la prenda adecuada. Esto significa que los tejidos sintéticos y a base de petróleo seguirán teniendo un lugar en este sector. Un tejido sintético fuerte, con una vida útil muy larga, puede ser adecuado para algunos usos, como las prendas de vestir que necesite pocos lavados. Ciertamente es muy complicado reflejar todas estas ventajas y desventajas de un tejido en una simple etiqueta, pero tenemos que poner en marcha la máquina. 

+ Info: https://www.ademe.fr/