22 MAY 2024 Temas del día: Pull&Bear x BFC NewGen Cifras retail textil ARTE G-Star Pride Tranoï Homme París Innovaciones de Lenzing
×
TEXWORLD

PUBLICIDAD

Guía de Formación

El futuro de los textiles sintéticos, por Textile Exchange


13/05/2024

Textile Exchange aboga por prescindir del textil sintético, materiales de origen fósil -incluidas las botellas de plástico- y seguir desarrollando soluciones alternativas.

Textile Exchange (TE) ha publicado el informe titulado The Future of Synthetics, que hace un llamamiento al sector textil/moda para que abandone el uso de recursos derivados de combustibles fósiles para fabricar material sintético.

TextileExchange, TE, The Future of Synthetics
Portada del informe ‘The Future of Synthetics’. (Imagen: Textile Exchange)

The Future of Synthetics insiste que es fundamental que la moda deje de introducir nuevos materiales vírgenes derivados de combustibles fósiles en la cadena de suministro si quiere reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, actualmente asociadas con las fibras sintéticas.

Con este informe -cuyo estudio aconsejamos vivamente-, Textile Exchange aboga por un mayor interés e inversión en las tecnologías que facilitarán la sustitución de los sintéticos derivados de combustibles fósiles: el reciclaje de textiles a textiles, los materiales biosintéticos y la captura de carbono. Solo si dispone de alternativas viables, nuestro sector podrá desinvertir de manera realista en el uso de combustibles fósiles.

El informe indica que los materiales sintéticos han dominado la producción mundial de fibras desde mediados de 1990. En 2022, el poliéster contribuyó a las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) con 125 millones de toneladas de CO2, correspondientes a 47 millones de toneladas de fibra.

Sin embargo, un cambio total de productos sintéticos a materias primas naturales podría conducir a una dependencia excesiva y a un agotamiento de los ecosistemas naturales. El sector, por lo tanto, debe encontrar formas de reutilizar los desechos textiles sintéticos ya existentes, valorando así la energía y las emisiones gastadas en su fabricación.

El reciente mes de abril, Textile Exchange publicó su Materials Market Report, correspondiente a 2022.

El reciclaje mecánico

Hoy en día, el reciclaje mecánico de botellas de plástico PET es la alternativa más común al poliéster virgen. Supone entre el 4 y el 14% del poliéster usado actualmente. Sin embargo, el sector textil/moda debe invertir en ampliar las tecnologías de reciclaje de textil a textil para sintéticos para crear un sistema de circuito cerrado, en lugar de depender de nuevas materias primas. El reciclaje mecánico del poliéster resulta muy abrasivo y produce un poliéster de escasa calidad. El reciclaje químico ofrece mejores resultados, pero exige la presencia de un catalizador. Actualmente se conocen cuatro métodos principales: la hidrólisis, la metanólisis, la gicólisis y el reciclaje enzimático.

Entre los proyectos en marcha para desarrollar el reciclaje de textil a textil destacan los siguientes:

  • Alliance of Chemical Textile Recyclers, de Accelerating Circularity.
  • Textile Ecosystems, de Circle-8.
  • Circular Fashion Partnerships, de la Global Fashion Agenda.
  • Scaling Circularity Report, también de la Global Fashion Agenda, con McKinsey.
  • Sorting for Circularity, de Fashion for Good.
  • Full Circle Textiles Project, también de Fashion for Good.
  • Fibersort, de la empresa del mismo nombre.
  • Resyntex, del Prospex Institute.
  • System Circularity & Innovative Recycling of Textiles.
  • Textile Recycling Excellence project.
  • Circular Innovation Network, de la UK Fashion and Textile Association.
  • Switch to Circular Economy Value Chains, de UNIDO.

Materiales biosintéticos

Además del reciclaje de textiles a textiles, el informe de TE analiza las oportunidades más incipientes asociadas con los biosintéticos y con las tecnologías de captura de carbono y su respectivo potencial para ayudar a las marcas a desinvertir en el uso de combustibles fósiles. En 2022, Textile Exchange publicó un informe la situación de los biosintéticos en aquel momento. Todavía requieren mucho desarrollo para que resulten viables. De hecho, muchos de los actuales métodos producen solo materiales parcialmente biosintéticos. Algunos se basan en la sustitución directa del poliéster, pero es un sistema caro que solo supone el 0,01% del total del poliéster disponible y el 0,04% en el caso del nylon 6 y 6,6.

Una alternativa a la sustitución directa, son los poliésters termoplásticos PHA que se sintetizan usando varias bacterias y microorganismos. Ya se produjeron en la década de 1990, pero se abandonaron por su elevado coste.

Entre los problemas para su consolidación en el mercado están la falta de datos sobre su naturaleza e impacto, su uso combinado con aditivos basados en petróleo para darles las propiedades necesarias y las dudas sobre su biodegradabilidad.

En todo caso, se pueden desarrollar con diferentes tipos de proteínas (por ejemplo, la de la tela de araña) y sus funciones son parametrizables, pero resulta difícil producirlas masivamente. El PLA y el PBS resultan muy prometedores. Tienen una temperatura de fusión más baja que el poliéster, pero también su tenacidad es inferior.

Captura de carbono

Por último, tenemos la captura de carbono de la atmósfera, que permite conseguir monómeros idénticos a los al del plástico original, pero todavía no está demostrado que reduzcan la emisión de gases GEI. La ventaja es que esta tecnología podría usarse para producir otros materiales textiles, como algodón, viscosa, lyocell, etc.

Las tecnologías disponibles son la captura del carbono pre y postcombustión, la captura directa del aire y la captura por combustión oxy-fuel. Todos ellos pueden usarse en las actuales instalaciones textiles.

Hay que reconocer que su desarrollo se enfrenta todavía a dificultades, como el papel del hidrógeno, la falta de certificación, su elevado coste y la necesidad de combinarlo siempre con materiales fósiles.

En definitiva, para potenciar el uso de mejores materiales, el informe de TE sugiere el sector textil/moda debe avanzar en un triple objetivo:

  • Evitar la dependencia de materiales procedentes de materiales fósiles y de las botellas de plástico como materia prima.
  • Aumentar la capacidad de reciclaje de textil a textil, disponiendo para ello de la necesaria infraestructura.
  • Promover nuevos materiales de bajo impacto que sustituyan a los sintéticos vírgenes.

Para más información: https://textileexchange.org/knowledge-center/reports/the-future-of-synthetics/

Pinker Moda

13.05.2024