PUBLICIDAD

KORNIT

Incusa entrará en el mercado chino de la mano de los fabricantes de calzado


Incusa suministra curtidos desde su planta de Silla (Valencia) a clientes como Donna Karan, Kelme, Ralph Lauren, Callagham, Olimpo, Patricia o Kicker’s.

«El mercado ha sufrido un cambio en sus métodos de fabricación. Nuestros clientes, sobre todo los europeos y los americanos, están exportando su producción a los países asiáticos y a los países del este. Nos encontramos ante un nuevo reto comercial que es el saber dónde se toma la decisión de compra. La sede central de una compañía decide sacar un artículo al mercado y que tú hagas las colecciones, pero después falta que la planta de producción te compre las pieles», explica el director general de Incusa, Silvino Navarro, también presidente de la Federación de Exportadores del Curtido (Fecurex). Se espera que China siga un raudo proceso de crecimiento del consumo, concretado en 125 millones de chinos con capacidad para comprar productos de calidad y moda. China es hoy el principal productor mundial de calzado (1.800 millones de parea anuales, de los que el 70 por ciento exporta) y está innovando cada vez más en tecnología, optimizando su capacidad de copia, aprendiendo a adaptarse a la moda internacional con los bajos costes propios de un país del Tercer Mundo.

PUBLICIDAD