PUBLICIDAD

TEXPROCESS

Inescop desarrolla un sistema para curtir piel de salmón


Inescop presentó en Elda un sistema para curtir piel de salmón que lleva desarrollado desde hace dos años. Le ha supuesto un coste de más de 133 millones de pesetas, en parte pagado por la Unión Europea (UE) y fabricantes de distintos países. El proyecto, en el que ha trabajado un equipo de más de sesenta personas, fue presentado por representantes de Inescop, junto con fabricantes de diversas firmas y la comisaria europea Emma Calvet. El director del Inescop, César Orgilés, explicó que el principal problema que han encontrado es la conservación de la piel y de sus características huellas, que le dan valor como sustituto del reptil, ya que, según explicó el director, el deterioro de éstas es más rápido que el de otros cueros. Se han visto obligados a recurrir a formas de curtido tradicionales, con metales como el cromo, por lo que el proceso, que dura entre 10 y 25 días, se ha encarecido. Sin embargo, se conseguirá entrar en nuevos mercados ya que podrá competir con los altos precios de las pieles de reptil. Por su parte, Calvet destacó las necesidades de innovación de la industria y afirmó que con el desarrollo de un sistema de curtidos a través de residuos se consigue un proceso parcialmente ecológico, así como la revalorización del material.

PUBLICIDAD