ITMF: informe 2019 sobre contaminación y viscosidad del algodón


La ITMF ha publicado su informe sobre niveles de contaminación, viscosidad y presencia de cáscaras en el algodón correspondiente a 2019.

21.05.2020.- La ITMF (Federación Internacional de Fabricantes Textiles) acaba de publicar la edición nº 15, correspondiente a 2019, de su informe Cotton Contamination Survey, que contó con la colaboración de 128 hilaturas de 25 países, que han evaluaron 81 variedades distintas de algodón.

En síntesis, el informe revela que en 2019 aumentó el nivel de contaminación y de presencia de fragmentos de semillas respecto a las cifras de 2016, una anomalía que tiene importancia para los hiladores algodoneros porque dificultad su trabajuo y empobrece el resultado final.

Al mismo tiempo, el informe indica que en 2019 se redujo ligeramente el nivel de viscosidad, que alcanzó su nivel histórico más bajo. Además, el estudio revela diferencias importantes de contaminación entre las diferentes zonas de procedencia del algodón.

La ITMF realiza y difunde, además, informes sobre otros temas relacionados con el sectort textil. Los últimos han estado relacionados con las consecuencias del COVID-19 en este sector industrial.

Aumentó la contaminación

El índice de contaminación del algodón percibido por los hiladores pasó del 23% en 2016 al 26% en 2019.

El 7% del algodón que llegó a los hiladores estaba seriamente contaminado por sustancias extrañas a él, mientras que el 18% mostró solo una contaminación moderada. Ambos porcentajes son muy similares a los registrados en 2016.

El informe analiza también los diferentes contaminantes encontrados. El 6% del algodón mostraba contaminación por alquitrán, mientras que un 55% estaba moderadamente o seriamente contaminado por materias orgánicas, como hojas, plumas, papel, piel, etc. Otros contaminantes que aparecen con frecuencia son sartas de papel film plástico (39%), tejidos de plástico (39%), sartas de plástico tejido (36%), tejidos de plástico (31%), etc.

Las mayores contaminaciones se encontraron en algodones procedentes de India, Paquistán, Tajikistán y Mozambique. En cambio, estaba mucho más limpio el algodón procedente de Australia, Estados Unidos, Argentina, Brasil y España.

Descendió ligeramente la viscosidad

El porcentaje de algodón con viscosidad ha sido de un 16%, porcentaje casi equivalente al detectado en 2016 (15,7%), que fue el más bajo registrado desde 1989.

Las partidas que mostraron más este problema procedían de Sudán, partes de Estados Unidos, México y Turquía.

Los hiladores no detectaron viscosidad –o detectaron un valor ínfimo- en algodones procedentes de Sudáfrica, Tanzania, China (Shandong y Xinjiang), Mozambique, Chad y Paquistán.

Aumentó la presencia de cáscaras de semilla

En cuanto a la presencia de fragmentos de cáscara de semilla, el Cotton Contamination Survey 2019 destaca que ha aumentado, creando problemas a los hiladores.

El 34% de todo el algodón tratado contenía una cantidad moderada o significativa de fragmentos de cáscara de la semilla. En 2016 había sido solo el 32%. Las zonas de procedencia más afectadas eran Turquía, India, Sudán y Paquistán. En cambio, las regiones que no sufrieron este fenómeno fueron Tanzania, India, Australia y varias zonas de Estados Unidos.

+ Info: www.itmf.org

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad