La ITMF pide responsabilidad a marcas y detallistas de textil/moda


La ITMF asegura que los proveedores están dispuestos a ser flexibles, y exige también responsabilidad a marcas y detallistas

22.05.2020.- La ITMF (la federación internacional de fabricantes de artículos textiles) ha emitido un nuevo comunicado pidiendo ética y responsabilidad a las marcas y detallistas de artículos textiles, que no pueden ni deben cancelar o dejar de pagar pedidos a sus proveedores para solucionar sus problemas de liquidez causados por el OVID-19. Es similar, por lo tanto, a varios documentos recientes en el que diversas organizaciones y empresas han pedido lo mismo.

La pandemia del coronavirus –comienza declarando el comunicado de la ITMF- ha mostrado hasta qué punto la cadena textil/confección está extendida por todo el mundo. El sector puede producir fibras en un país, hilados en otro, tejidos en un tercero y las confecciones finales en otros distintos. En cada una de esas etapas, los artículos textiles viajan de un país –o incluso de un continente- a otro.

Las cancelaciones de pedidos no pueden ser la solución

La cadena de valor textil es tan fuerte como su eslabón más débil. Debemos darnos cuenta de que en un momento como el actual, en que la demanda y la oferta globales han quedado totalmente desorganizadas, la cooperación y el diálogo dentro de la cadena son más importantes que nunca. La demanda de bienes por parte de los consumidores ha sufrido un shock profundo debido al cierre de los comercios en todo el mundo. Sabemos qwue todo ello supone unos retos enormes para el sector de la distribución.

La respuesta de la distribución no puede consistir en pasar los problemas a sus proveedores a base de cancelar pedidos. Al contrario, esas cancelaciones pueden crear todavía más problemas a todos porque debilitan todavía más la cadena de suministro.

Los fabricantes están dispuestos a ser flexibles

Las empresas textiles y confeccionistas están dispuestas a hacer todo lo posible para superar esta situación, aplazando entregas e incluso cobros, cuando resulte necesario. Pero esto es solo viable dentro de unos límites razonables. Es necesario que las marcas y los detallistas cooperen también a ese esfuerzo de sus proveedores y busquen soluciones buenas para todos.

ITMF, sector textil ante COVID-19, cadena textil
Preparación de las prendas en un almacén de Logisfashion. Las empresas logísticas también forman parte de la cadena a la que se dirige la ITMF

La ITMF y sus asociaciones nacionales –textiles y confeccionistas- representan en todo el mundo a cientos de miles de empresas y a millones de trabajadores, que no pueden sobrellevar solos el peso de las dificultades presentes.

Los recientes estudios de la ITMF sobre los efectos del coronavirus han señalado que los pedidos globales han descendido más de un 40% y que la facturación del sector será este año un 33% inferior a la de 2019.

Responsabilidad por parte de todos

El problema más urgente para las empresas es su liquidez. Por esto, resulta esencial que las marcas y los detallistas encuentren soluciones que permitan a sus proveedores pagar los salarios de sus trabajadores y evitar despidos masivos. La responsabilidad en el aprovisionamiento por parte de marcas y detallistas es una condición esencial para conseguir entre todos una producción que cumpla con las normas sociales y que sea respetuosa con el medio ambiente.

La sostenibilidad no es una avenida de una sola dirección. Solo podemos conseguirla si todos los participaqntes en la cadena de suministro tratamos a los demás con respeto y responsabilidad.

La ITMF fue creada en 1904. Sus miembros son asociaciones y empresas de troda la cadena textile/confección, de casi 60 países, que dan trabajo a directa o indirectamente a millones de personas.

+ Info: www.itmf.org

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad