PUBLICIDAD

TEXPROCESS

La escalada de precios de materias primas y componentes del calzado amenaza la competitividad del sector


Gaspar Macià para La VerdadCúlpese a la debilidad del euro frente al dólar o a la subida del petróleo. La cuestión es que las materias primas y los componentes utilizados en la fabricación del calzado no han dejado de subir en los últimos meses, en especial a partir de primeros de año. Y aunque los proveedores han asumido hasta ahora buena parte de estos incrementos, ya han anunciado a sus clientes que no tendrán más remedio que repercutirlos de forma generalizada en los artículos que sirvan para la próxima temporada primavera-verano 2001. Esta decisión comportará un encarecimiento del precio del calzado español y una pérdida de competitividad. La patronal cifra el incremento medio entre el 15% y el 20%, aunque asegura que el impacto negativo de cara al exterior se verá amortiguado porque las subidas también se están produciendo en países competidores como Italia. Los fabricantes de calzado comienzan a preocuparse por los precios de las materias primas y componentes. Algunos de estos productos ya han experimentado ligeras subidas en los últimos meses, otros proveedores han asumido los aumentos y aún no los han repercutido a sus clientes. Pero el incremento de precios se generalizará en los artículos que se sirvan para la próxima temporada primavera verano de 2001.Muchas empresas de la industria auxiliar han notificado ya, por escrito o verbalmente, a sus clientes que no podrán seguir asumiendo total o parcialmente las subidas y que los zapateros deben contemplarlos ya en sus cálculos de costos. En cualquier caso, las subidas ya se están produciendo aunque no se han trasladado aún a los zapatos de esta temporada. Fuentes de la patronal zapatera FICE cifran entre el 15% y el 20% el aumento medio registrado hasta el momento, a tenor de las consultas realizadas con empresas asociadas.»Nos enfrentamos a una situación realmente preocupante», señaló Pedro Méndez, secretario de la patronal zapatera ilicitana. «El problema no es sólo la fortaleza del dólar frente al euro, sino que los hábitos de consumo en el extranjero están cambiando. La gente cada vez compra calzado más barato sin preocuparse tanto de la calidad». Esta situación está afectando ya a los zapatos españoles de gama media-alta y alta, y la crisis de consumo se puede agravar con las subidas de precios.García Lillo considera que, en cualquier caso, la pérdida de competitividad del calzado español por estas subidas se compensará en los mercados exteriores porque «nuestros más directos competidores también están afectados por el aumento de precio de las materias primas. Es algo que repercute en toda la industria europea y no sólo en nuestro sector». Una opinión que no comparten varios empresarios ilicitanos consultados, quienes aseguran que un zapato como el español, que esgrime como mejor arma en el mercado internacional su ventajosa relación calidad-precio, es más sensible a las subidas que otros más caros.Desde la industria auxiliar el problema se observa también con preocupación. «Desde febrero de este año las subidas en artículos como cauchos, poliuretanos y pieles han sido muy importantes», señala el director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Componentes (AEC), José Carlos Soler. Hay empresas, añade, que han visto triplicar el precio de las materias primas en cuestión de medio año «y en la mayoría de los casos no han repercutido estas subidas en sus artículos o lo han hecho en un pequeño porcentaje». La situación, lógicamente, está cambiando.Las quejas de los zapateros de que no les podían aplicar subidas con el proceso de fabricación ya en marcha y sin posibilidad de repercutir los incrementos en sus zapatos, han frenado un tanto a los proveedores. Ahora, las subidas van a ir llegando en cascada.Soler señala que los aumentos de precio han afectado prácticamente a todas las materias primas y componentes, aunque las más importantes se han registrado en los productos químicos como colas y granzas para la fabricación de pisos de poliuretano, TR y PVC en su mayor parte derivados del petróleo, así como también en los curtidos.Los fabricantes y distribuidores de estos productos señalan que las subidas no se están dando desde hace sólo unos meses, sino desde mucho antes. «Venimos notando el incremento desde hace un año y aún subirá más», señala Carlos Samper, gerente de Cáster. El responsable de esta firma de planchas y pisos de poliuretano añade que los aumentos se empezaron a notar desde que se inició la escalada de precios del petróleo, a lo que se ha unido la devaluación del euro.

PUBLICIDAD