PUBLICIDAD

KORNIT

La facturación española de marroquinería creció un 2%


De Panorama Actual El incremento de facturación no se extrapola al número de puestos de trabajo y firmas comerciales, cuya tendencia, como viene ocurriendo desde 1993, registró el pasado año descensos del 1,4 por ciento en empleos tanto directos como indirectos y el cierre de 21 pequeñas empresas o talleres. El citado anuario indica que el estancamiento de la marroquinería española y la falta de formación especializada de los trabajadores constituyen las grandes dificultades para el futuro del ramo. También señala que la mayoría de talleres artesanales de tipo familiar que se dedican a este tipo de producción en España, «acostumbrados a trabajar en la economía sumergida, se están viendo obligados a constituirse en empresas» para adecuar sus productos a las nuevas exigencias. En este sentido, la estructura industrial por el tamaño de las empresas constata que el 87,3 por ciento de las mismas (1.530) tienen entre uno y diez trabajadores, unas 210 firmas cuentan con entre 10 y 49 puestos de trabajo (un 11,96 por ciento) y sólo 16 disponen de más de medio centenar de empleados (un 0,91 por ciento). Por autonomías, Andalucía y la Comunidad Valenciana agrupan el 52 por ciento de las 1.756 empresas ubicadas en España dedicadas a la confección de productos de marroquinería, con 504 y 415, respectivamente. Porcentualmente, el CEP estima que el 85,53 por ciento de la producción se vende en el mercado interno, correspondiendo el 14,47 por ciento del total a las exportaciones, cuyas ventas al exterior se cifraron en 27.820 millones de pesetas en 1999, nivel máximo histórico de comercialización al extranjero. Sin embargo, este aumento de las exportaciones a lo largo del pasado año sólo supone alrededor de 2.000 millones más que la cifra contabilizada en 1996, lo que refleja un crecimiento sostenido debido a la finalización de las consecuencias de la crisis económica asiática (1996-1998) y a los repuntes de consumo en Centroeuropa en los dos últimos años. A juicio del CEP, se ha consolidado la tendencia de los mercados interno y externo al incremento de la demanda de artículos con un cierto nivel de diseño y calidad, gamas medias y alta, mientras que las de categoría baja se abastecen de las importaciones de artículos procedentes del sudeste asiático.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION