PUBLICIDAD

KORNIT

La fuga de empresas que abandonan Elche y Crevillente preocupa a los sindicatos


El calzado de Elche se desplaza a Catral, en la Vega Baja. Allí se está trasladando también la alfombra de Crevillente. Y la confección de cuerdas y redes de Callosa del Segura se está trasladando al interior. A CCOO esto le preocupa porque va acompañado de la precarización de los puestos de trabajo y también porque estas fugas de empresas para reducir costes de producción suele implicar menos inversión en seguridad laboral y más accidentes. El sindicato cree que el Ayuntamiento de Elche debería abaratar el suelo industrial en parques como el de Torrellano para evitar la marcha de los centros de producción. «Contrariamente a lo que se nos dice, a mayor flexibilidad en la contratación, más precariedad», afirma Pascual Pascual. La disminución del número de desempleados en Elche y comarca, en 1.800 personas en 1999 respecto al año anterior, contrasta con la calidad del empleo creado. De las 72.000 relaciones contractuales registradas en la comarca, 41.500 fueron inferiores en duración a los tres meses. Sólo se firmaron 6.000 contratos indefinidos. En total, los sindicatos de la comarca calculan que en 1999 se han destruido 4.000 empleos fijos. La precariedad es además causa de acidentes laborales. El 60% de los accidentes laborales en la Comunidad Valenciana tiene como víctimas a trabajadores temporales. Cada día se producen en la comarca de Elche unos 10 percances diarios de diversa gravedad. Hay que tener en cuenta que muchos accidentes ni siquiera se registran como laborales, porque las trabajadoras trabajan cosiendo o pegando en sus domicilios. Pascual Pascual considera que faltan medios preventivos y cree que la mayoría de los empresarios no conoce las disposiciones legales sobre seguridad en el trabajo.

PUBLICIDAD