La industria de fibras químicas aumenta su producción dentro del mercado textil


Antes de terminar el presente ejercicio, el sector ha alcanzado un buen posición dentro del mercado textil en España. El poliéster, una de las fibras más utilizadas, se ha consolidado como la número uno en el mundo de las fibras textiles.El sector fibras en general se ha visto beneficiado del resultado de los últimos movimientos en el mercado de materias primas. En el campo de los sintéticos, destaca el poliéster en todas sus formas: granza PET, hilo continuo o fibra cortada. Las fibras celulósicas también han tenido un buen comportamiento gracias a las tendencias actuales de la moda.

La industria de las fibras químicas representa el 60% de la producción de fibras para el textil-confección. De éstas, el poliéster se ha convertido en la fibra más empleada en todo el mundo por los fabricantes de textiles con un crecimiento promedio de un 8%. Por esta razón, las productoras textiles centradas en el poliéster están obteniendo muy buenos resultados en los últimos meses.Las aplicaciones del poliéster son muy amplias. Una de sus características principales es su capacidad para conseguir mezclas de gran calidad con el algodón y la lana. Además de los usos frecuentes en el sector textil, el poliéster es utilizado en la industria, en los no-tejidos, rellenos, entre otros.Un mercado agresivoA pesar de los buenos resultados de la industria químico-textil en lo que va de año, los productores españoles se han encontrado con un mercado muy agresivo dentro del escenario internacional: presión sobre los precios, globalización y fuerte competencia.Profibra. Asociación empresarial que agrupa las Productoras Españolas de hilos y fibras, ha denunciado la vulneración de las reglas de la competencia por parte de algunas empresas, ya que algunos competidores internacionales utilizan toda clase de sistemas para ganar cuota.Las productoras españolas presentes en los mercados mundiales se centran en aumentar la productividad cada año así como en la inversión en I+D para sacar nuevos productos al mercado.