PUBLICIDAD

TEXPROCESS

La Junta de accionistas de Dogi aprueba sus iniciativas en Hong Kong y México


En ese año la producción de tejido alcanzó los 22,2 millones de metros (un 37% más que en 1999), la facturación se situó en 22.501.000 millones de pesetas (con un crecimiento del 28% sobre 1999) y los beneficios netos consolidados llegaron a 1.373.469 millones (que suponen un 11% sobre la cifra de giro). El porcentaje de ventas correspondientes a la exportaciónpasó del 57% de 1999 al 66%. Las ventas en Asia suponen ya el 10% de la cifra de negocio, y las realizadas en el área del Nafta, un 19%.
Josep Domènech, presidente de DogiEn sus palabras de presentación, Josep Doménech -presidente del grupo- hizo también referencia a la reciente compra de cuatro empresas propiedad de Sara Lee, que forman parte del grupo Courtaulds International Fabrics, y que están situadas en Alemania, China, Thailandia y Filipinas. Aunque no se proporcionaron cifras -que todavía están en preparación-, esta operación gravará los próximos balances de Dogi, aunque también la lanza al liderazgo mundial y le da una dimensión y una geografía mucho más competitiva que las que tenía hasta ahora.
Francisco Reynés, director generalA medio plazo, subirán mucho las ventas en Asia y en Norteamérica, que supondrán en conjunto casi el 50% de la facturación. La nueva Dogi -por otro lado- tendrá el 80% de su negocio en el sector de moda íntima, mientras que la moda balneario supondrá un 17% y las prendas deportivas el restante 3%. En el mismo acto, Dogi ha aprobado también -entre otros temas- un cambio de denominación por motivos comerciales (a partir de ahora se llama Dogi International Fabrics), un sistema de Stock Options de su equipo directivo y un nuevo sistema de remuneración de su Consejo de Administración, la denominación de su capital en euros (exactamente 5.400.000 euros), y la entrada de varios nuevos consejeros. Algunos accionistas pequeños manifestaron su descontento con la falta de dividendos durante los últimos años y con la baja cotización de la acción, aunque esta ha subido durante los últimos días como consecuencia del anuncio de las compras a Sara Lee. El equipo directivo de la empresa respondió que una etapa de crecimiento como la actual exige una concentración de esfuerzos que impide el pago de dividendos pero que -como consecuencia de esa etapa- la acción deberá subir a corto plazo.

PUBLICIDAD