PUBLICIDAD

TEXPROCESS

La patronal zapatera inicia el convenio ofreciendo un aumento salarial del 2,9%


La primera jornada de negociación del convenio colectivo del calzado deja margen al optimismo. La patronal zapatera ofreció ayer a los sindicatos un aumento retributivo para los trabajadores del 2,9%, frente al 4% –dos puntos por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC)– solicitado por los delegados laborales. Las conversaciones iniciales sirvieron además para constatar las coincidencias existentes sobre los modelos de contratación. Ambas partes comparten criterios en cuanto al fijo discontinuo, el contrato por obra y servicio, y las circunstancias productivas. Aun así, los sindicatos hacen hincapié en que los fijos discontinuos no deberían sobrepasar el 50% de las plantillas, mientras que los indefinidos, como mínimo, tendrían que ser una quinta parte del total si se quiere defender la estabilidad en el sector. Los empresarios por su parte se han mostrado poco receptivos a los tanteos sindicales sobre reducir las jornadas. El calendario de encuentros proseguirá durante las próximas semanas. El empleo sumergido: más allá de conveniosPor bueno que resulte el convenio final para ambas partes, hay todo un mundo que quedará fuera de él: el del empleo sumergido. Un informe de octubre calculaba que la mitad de las trabajadoras del calzado en Valencia no han tenido nunca un contrato ni han cotizado a la seguridad social. La misma Inspección de Trabajo valenciana ha hecho público que de los 6.300 casos de trabajadores clandestinos descubiertos en 1998, más de 2.000 correspondían al calzado. La Inspección de Trabajo recrudeció sus actuaciones a finales de 1999, a menudo a instancias de los sindicatos que en septiembre le hicieron llegar una lista de 17 empresas que cometen irregularidades, especialmente abusos en los contratos temporales.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION