La simplicidad es el concepto clave presentado en el salón «Pure Womenswear» de Londres


La tendencia que el Pure Womenswear de Londres propone es fundamentalmente la simplicidad. La complejidad se descarta completamente para el inicio del nuevo milenio. Roperos simples y muy combinables, sin complicaciones. Vestirse bien es fácil y la originalidad es una gran virtud.TENDENCIAS GENERALESAmarillos, verdes, rosas y mandarinas con dorados suaves, verdes, azules, beiges y malvas. Colores brillantes y casi fluorescentes y blancos se usan para dar vida a los tonos suaves. Los estampados van desde los sobrios geométricos hasta tonos de inspiración selvática, pasando por colores graduales mucho más sutiles. Los consumidores piden prendas con un toque más humano que mecánico, por lo que el «look» natural y artesanal cobra importancia.Algodón, seda y lino serán los protagonistas de la primavera/verano del 2000, pero serán preferiblemente mezclados o tratados sintéticamente.FEMINIDAD ROMÁNTICALos conceptos principales son luminosidad y frescura, inspirándose en la naturaleza y los jardines. Faldas de suaves volúmenes hechas con transparencias. Pantalones con adornos e incluso volantes y bodies de algodón y lino que muestran a una mujer de campo con un «look» de inocencia. Camisetas de algodón fino con caída. Los diseñadores juegan con los contrastes entre mates y brillantes, entre opacidad y transparencia en tejidos suaves y ligeros.ASTUTA FLUIDEZTrajes de pantalón de una sola pieza, túnicas que se atan al cuello y chaquetas sastre con aspecto de camisas combinadas con holgados pantalones. El confort y los trajes sastre son la clave. NÓMADASInspirados en el más genuino estilo de las novelas de Dickens, añadiendo la funcionalidad actual y un sutil aire de «hecho a mano». Colores neutros contrastados con brillantes, toques llegados directamente desde Marruecos, Japón y la India. Líneas limpias, puras, confort y funcionalidad. Chaquetas-kimono y pantalones turcos en tejidos pintados a mano.VERSATILIDAD MODULAR«Imagina 20 prendas básicas en tu armario que te permitan hacer cientos de combinaciones…» Así empieza la descripción de esta tendencia. A las prendas más sofisticadas se les puede cambiar el estilo añadiéndoles diferentes complementos. Dar a una prenda un aire de casualwear u otro de glamour, siempre con las constantes de la comodidad, la suavidad y flexibilidad.