Las fábricas de Elda que dependían de Nine West ya tienen nuevas distribuidoras


Tienen nuevas distribuidoras e, incluso, una de ellas actúa como comercializadora de sí misma y de otras cuatro empresas, explicó el secretario general de la Unión Comarcal de CCOO, Juan de Dios Brotons. «Hemos comprobado que seis de ellas, al ser informadas con tiempo por la empresa estadounidense, han podido buscar nuevos mercados para sus zapatos», precisó Brotons, quien recordó que cada una de ellas cuenta con una plantilla de entre 15 y 40 trabajadoras y su producción media diaria es de 1.000 pares de zapatos. Peor suerte han corrido los trabajadores de Pandora Shoes, que tenía en su haber 12 años de trabajo en el sector zapatero eldense y que daba empleo a más de 100 personas. El representante sindical anunció que «en los próximos días entregará la carta de despido a los trabajadores» y lamentó no haber evitado tal desenlace porque esta fábrica «podría haberse convertido en su propia comercializadora». Brotons criticó la «comodidad» del empresario, quien «prefiere depender de los americanos antes que crear su propia red de distribución». CCOO animó a las fábricas eldenses a construir una red propia de comercialización y no depender exclusivamente de los pedidos norteamericanos.