Los expositores de la feria de Garda o Bolonia se quedarán sin subvención el próximo año


Gaspar Macià, para La VerdadLa puesta en marcha de una nueva feria zapatera en Italia el próximo año ampliará los horizontes comerciales de los exportadores españoles, pero también les creará algunos problemas. Uno de los tres certámenes que se celebren en tierras italianas se quedará fuera del plan exterior del sector, es decir, que los expositores que participen no contarán con ayudas oficiales. Serán los propios empresarios quienes decidan, hacia el mes de septiembre, qué feria se quedará fuera. Descartada Micam Modacalzatura, la más importante del país y la segunda de Europa, la pugna está entre Garda y el nuevo certamen que se celebrará en Bolonia, que se meterá en el mismo circuito que Expo Riva Schuh, es decir, en enero y junio. La edición recientemente clausurada de la Expo Riva Schuh de Garda puede ser la última que cuenta con un pabellón oficial español. La irrupción en enero del 2001 de la nueva feria que la patronal zapatera italiana ANCI montará en Bolonia, hará que sean ya tres los certámenes italianos incluidos en el circuito internacional. Una cifra excesivamente alta para un sólo país, ya que como ayer apuntó el director de comercio exterior de la patronal FICE, Javier García Lillo, «el Icex sólo nos admite que incluyamos en el plan sectorial un máximo de dos acciones por país». Eso significa que los expositores deberán decidir en septiembre cuál de los tres certámenes se queda fuera del plan sectorial. O lo que es lo mismo: que las empresas que acudan a la feria descartada no obtendrán ayudas del Icex. Una subvención que, por ejemplo, en el caso de Garda puede suponer del orden de las 300.000 pesetas para un stand de 16 a 20 metros cuadrados, cuyo coste total oscila en torno a las 850.000 pesetas. La decisión girará en torno al certamen de Garda, mayoritariamente centrado en el calzado de volumen y de calidad media, o del nuevo de Bolonia, que incluirá colecciones de mayor calidad. La feria clásica italiana, Micam Modacalzatura, por su importancia y proyección tanto nacional como internacional, no tendrá problemas para continuar dentro del plan. Una encuesta realizada por FICE entre los expositores españoles de Garda arroja que a un 20% de ellos la feria les fue bien, por un 70% que han dicho que regular y el 10% restante, mal. «Los expositores están divididos respecto a lo que harán el próximo año», señaló Javier García Lillo. Expo Riva Schuh cumple para ellos su papel, pero la futura feria en Bolonia, con más de 500 expositores ejerce también un fuerte atractivo.