PUBLICIDAD

KORNIT

Los industriales eldenses creen que la crisis ha acabado


En verano del 98 se pensó que la crisis rusa, asiática y latinoamericana no afectaría al calzado español. Pero en febrero y marzo de este año los coletazos afectaron a las exportaciones, en parte por los temores de las grandes multinacionales, que cuando prevén peligro se van del mercado. Ahora, según Luis Sanchiz, presidente de la AICVE, la actividad exportadora no solo se ha recuperado sino que intenta aprovechar la bajada del euro frente al dolar para ganar competitividad en EEUU. Ya en mayo se comenzó a percibir una sensible mejoría. De esta crisis ya pasada, hay enseñanzas que aprender: por un lado, el calzado español depende demasiado de las grandes multinacionales, con muchas empresas proveedoras al 100% de una sola multinacional. Por otro, las pequeñas empresas locales tienen un margen demasiado escaso de beneficios. Poco a poco, es de esperar que los empresarios españoles abandonen esta dependencia.

PUBLICIDAD