Los trabajadores del grupo textil Gassol empiezan una huelga indefinida


Los trabajadores de la planta de Manufacturas Gassol de Mataró (Barcelona) empezaron ayer una huelga indefinida al no llegar a ningún acuerdo con la empresa, que ha decidido cerrar la fábrica y dejar a 57 personas sin trabajo. El presidente del comité, Juan Molano, recordó ayer que la empresa mantiene que el cierre del centro de producción se debe a las pérdidas registradas. Pero los trabajadores discrepan de este argumento y creen que el cierre de la fábrica se acordó a partir de la adquisicón del 51% del capital social de la empresa por parte de la firma italiana Pompea Calze, fusión de la que ha nacido la nueva empresa Glori & Pompea.