PUBLICIDAD

KORNIT

Museo de Piel y Calzado de Offenbach: visita obligatoria en Frankfurt


El Museo de Offembach fue fundado en 1917 y trasladado a su actual emplazamiento -unantiguo almacén de pieles- en 1936. En los años 80 fue remozadocompletamente.
Sandalia de la cultura Hausa, Níger. El museo tiene importantes fondos etnológicos. Tradición peleteraOffenbach -un suburbio de Frankfurt, a 20 minutos en metro del recintoferial- es el centro tradicional de la industria alemana de la piel graciasa una suma de factores: – importancia de la nobleza -consumidora de esos productos- en la región querodea a Frankfurt,
– cercanía a Frankfurt, cuya feria ha sido siempre un importante centrocomercial, también para los productos de piel,
– cercanía a una potente industria química, indispensable para el desarrollodel sector peletero,
– buen nivel de desarrollo tecnológico y de capacidad técnica de la mano deobra.

A la izquierda, traje completo de la cultura inuit (esquimal). A la derecha, artesanía de Marruecos.En los años 20 Offenbach contaba con más de 500 empresas dedicadas a lafabricación de productos de piel, con unos 8.000 trabajadores. La Segunda Guerra Mundial afectó seriamente a la capacidad industrial de la ciudad, aunque después el Plan Marshall fomentó su recuperación y ayudó incluso a la creación de colecciones dedicadas al mercado estadounidense. En 1949 comenzó a celebrarse la Feria de la Piel de Offenbach, que todavíamantiene su tradición. Posteriormente la situación ha dado un vuelco total. Ahora mismo sólo quedanpoco más de 20 empresas, con unos 1.500 trabajadores. El cambio se ha debidosobre todo a la presión de las importaciones, que suponen ya el 84% delconsumo alemán de productos en piel.
Armadura japonesa en cuero endurecido La industria de la pielEl Museo está estructurado en varios sectores. El que menos atención recibees el de los curtidos, la materia prima del sector peletero. Hay, sinembargo, abundancia de máquinas y útiles tradicionales, incluso conreconstrucciones de talleres tradicionales.En una de esas salas podemos ver el libro más pequeño del mundo -de 3,5 por3,5 mm- que contiene el Padre Nuestro en siete idiomas. CalzadoEl calzado de piel constituye uno de los apartados más importantes delMuseo. Se puede ver una importante colección de calzado europeo de todas lasépocas, y especialmente del S. XX, ordenado por décadas.Las salas de calzado no europeo incluyen muestras de casi todas lascivilizaciones: sandalias africanas (egipcias y coptas, entre ellas) ybabuchas árabes (con enormes plataformas), calzado balcánico, indio, chino,japonés, esquimal, precolombino, etc.
A la izquierda, zapato de Enrique VIII (s.XVI). El de la derecha es de una dama de 1760. Estilos de vida en pielEn las dos plantas superiores del Museo están los espacios dedicados a laconfección y a los objetos cotidianos en piel, propios de muchascivilizaciones hoy desaparecidas. Allí tenemos presentaciones excelentes de la vida y de la cultura de lospieles rojas de Norteamérica, de los esquimales del Artico, de incas yaztecas, de numerosas tribus africanas, de los nobles japoneses, etc.Podemos ver tres cabezas reducidas por la tribu amazónica de los jíbaros.Hay también una enorme colección de sombras chinescas asiáticas fabricadasen piel.
Trabajos en piel de la cultura iroquesa y japonesa, y una cabeza reducida de los jíbaros.Por supuesto, también hay abundante material en piel procedente de la Europarenacentista y moderna. Otra sección del museo presenta los productos en piel usados en distintos sectores sociales: deportistas, militares, viajeros, etc. Iluminación bien resueltaLos fondos expuestos son muy sensibles a la luz. Este problema -común a losmuseos textiles- se resuelve en el museo de Offenbach con dos sistemas deiluminación:- en algunas salas, las luces se encienden cuando el visitante entra enellas.
– en otras, cada grupo de vitrinas cuenta con un interruptor que elvisitante acciona y que se apaga automáticamente al cabo de pocos minutos.
Recomendamos vivamente la visita a este interesantísimo museo.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION