2 DIC 2022 Temas del día: Campaña navideña BabyKid Spain + FIMI Bluesign Piel vegana de AG Jeans The Year in Fashion

PUBLICIDAD

HEIMTEXTIL

Printemps abrirá en 2024 una tienda en Manhattan


El único establecimiento fuera de Francia de Printemps –propiedad de un fondo de inversiones de Qatar- está ubicado en esa capital árabe 

30.09.2022.- Printemps -uno de los tres más importantes grandes almacenes franceses, junto con Galleries Lafayette y Bon Marché- abrirá probablemente en 2024 un nuevo punto de venta en Nueva York, el primero en Estados Unidos. 

Printemps -fundado en 1865- constituye una visita obligada para los turistas de todo el mundo que pasan por la capital francesa. A la vista de la experiencia de otras iniciativas parecidas, sin embargo, su aventura en Nueva York puede no resultar fácil. La ciudad ha resultado ser una piedra en el zapato para los grandes almacenes extranjeros que han intentado asentarse allí, salvo las que pertenecen al selecto club del lujo internacional. 

Printemps cuenta actualmente con 20 establecimientos en Francia, pero su única incursión internacional hasta ahora es su tienda en Qatar, que abrirá sus puertas este mismo otoño. Hay que tener en cuenta que esos grandes almacenes son propiedad de Divine Investments, un fondo quatarí de inversiones, que parece dispuesto a acometer la inversión necesaria en Nueva York. 

Printemps, grandes almacenes
Sede de Printemps (entonces, Au Printemps) en París, en un grabado antiguo

De acuerdo con lo que se sabe hasta el momento, Printemps prepara una tienda de dos pisos, con 5.000 metros cuadrados, en One Wall Street, en el corazón del distrito financiero de Manhattan. El proyecto está en manos de Laura Lencrum, consejera delegada de Printemps America, y de la interiorista parisina Laura González. Respecto al enfoque del establecimiento, Jean-Marc Bellaiche, consejero delegado de Printemps, ha declarado que Estados Unidos es esencial en nuestra estrategia de desarrollo internacional. La apertura en Nueva York ofrece una gran visibilidad y potencial de crecimiento. Creemos que podemos aportar algo único, tanto a su base de consumidores locales comprometidos como a los fuertes flujos turísticos que recibe la ciudad. De hecho, planeamos inaugurar un nuevo formato de retail experiencial en el mercado estadounidense, que es muy cambiante y exigente.

 Manhattan, una ubicación exigente 

La elección de la ubicación ha suscitado dudas. Su entorno es muy distinto al de sus restantes ubicaciones en Francia, aunque es cierto que ha ido ganando habitantes durante los últimos años. 

Los grandes almacenes japoneses Takashimaya se instalaron en 1993 en la Quinta Avenida, pero tuvo que cerrar sus puertas en 2009. Lo mismo le ocurrió a Shanghai Tang, que intentó mostrar su ADN en el centro de Nueva York. Los reyes del fast fashion (Zara, H&M, Uniqlo, etc.), en cambio, han tenido mejores resultados en la Gran Manzana. 

Kevin Roche -arquitecto e interiorista que trabaja para LVMH y que ha sido el responsable de la nueva La Samaritaine- ha mostrado también sus dudas: para mí, la mayor duda es ¿por qué han puesto en marcha este proyecto? Lo que menos necesita Nueva York es otro gran almacén que ven cosas que nadie necesita. ¿Tienen sentido en Nueva York las marcas que vende? Los grandes almacenes que se salvan son los que consiguen ser únicos en su especie, los que ofrecen algo que el consumidor solo puede comprar allí. Es lo que hicieron Zara y H&M cuando llevaron la fast fashion a Estados Unidos. 

+ Info: https://www.printemps.com/fr/fr/