PUBLICIDAD

KORNIT

Puigneró ha presentado suspensión de pagos


Hilados y Tejidos Puigneró ha protagonizado, después de una larga historia de lucha por su supervivencia, la mayor suspensión de la historia textil, tras la que vivió el grupo Mitasa. La deuda reconocida asciende a 26.000 millones, de los cuales la gran mayoría se adeudan a Hacienda y a la Seguridad Social, 3.600 a los proveedores y una cantidad pequeña a los bancos. En concreto, hay un crédito vivo de 500 millones concedido hace cuatro años por el Institut Català de Finances, la entidad crediticia de la Generalitat.Puigneró tiene tres fábricas situadas en Sant Bartomeu de Grau, Roda de Ter y Prats de Lluçanès (comarca de Osona) y cuenta en la actualidad con 1.600 trabajadores. Esta empresa ya había presentado suspensión de pagos en 1984, pero nunca ha podido remontar la enorme deuda contraída con la Hacienda Publica y la Seguridad Social. En los ambientes de la industria textil hace ya tiempo que se critican las ayudas recibidas de la Generalitat por esta empresa, máxime cuando se la acusa de poner en práctica una política de «reventar precios» en los últimos años por su afán desesperado de aumentar ventas. Es por ello que una nueva ayuda sería muy mal recibida entre la competencia y, en todo caso, ésta se condicionaría a una disminución del volumen de la empresa.La reestructuración es uno de los objetivos de Puigneró ahora mismo. Por un lado, quiere reducir la plantilla en unos 300 trabajadores, y por otro, va a abandonar la producción de los productos menos rentables. Pinche aquí si desea ver noticias anteriores.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION