PUBLICIDAD

TEXPROCESS

Químicas Sanz lanza adhesivos para calzado respetuosos con el medioambiente


La empresa tiene su centro de distribución y almacenes en Elche, aunque parte de sus secciones están en Redován («necesitábamos un espacio grande y los precios del parque de Torrellano eran prohibitivos para nosotros»), en antiguos complejos de fábricas de algodón. Químicas Sanz fabrica toda la gama de adhesivos para el calzado, cuero y marroquinería. Dispertec nace para el calzado y la madera, el bricolage y la construcción: de él producen en torno a las 120-130 toneladas anuales. «Disponemos de una gama de productos única en España en adhesivos termofusibles (de poliéster y poliamida para el montaje de calzado con máquinas automáticas) y los estamos exportando a 36 países. Anualmente se producen unos 1.200 toneladas de este producto», comenta el gerente Antonio Sanz.Durante el pasado año el volumen total de facturación ascendió a 1.200 millones de pesetas. «El 90 por ciento de nuestra producción», apunta Antonio Sanz, «está enfocada al calzado, ya que suministramos a unas 1.600 empresas. Nuestra plantilla, entre todas las actividades, es de 68 empleados». La empresa ha recibido por segundo año consecutivo el comité de selección del XXI Trofeo Internacional a la Tecnología y Calidad, instituido por el grupo editorial Ofice en colaboración con el Trade Leaders Club y la revista Mercado Mundial. El pasado año, esta empresa lograba en Roma (Italia) el XXIX trofeo internacional al prestigio comercial por su imagen corporativa y la actualización y modernización continuada de sus servicios.

PUBLICIDAD