PUBLICIDAD

KORNIT

Roban 40 abrigos de visón rompiendo un cristal blindado


Los ladrones rompieron un cristal blindado y cometieron el «golpe» en tan solo 5 minutos, por lo que se sospecha que habían estado ya antes en la tienda, Pells Sant Ramon, para reconocer el terreno y sabían perfectamente qué piezas querían llevarse. Una vecina despertó a las dos y media de la madrugada al oír el ruido de cristales rotos. Enseguida llamó a los propietarios, que tardaron menos de diez minutos en acudir al establecimiento. Cuando llegaron ya no había ni rastro de los ladrones, que en cinco minutos se colaron en la peletería y se dirigieron directamente a la zona de los abrigos de visón, colgados todos en una misma barra de perchas. «Conocían perfectamente la tienda y seguro que nos visitaron días atrás para reconocer el terreno», explicaron ayer los propietarios, quienes añadieron que nunca habían sido víctimas de ningún robo. Los dueños desconocen qué objeto utilizaron los ladrones para romper el cristal blindado y tampoco entendían por qué no sonó la alarma, aunque dada la rapidez con la que actuaron los asaltantes de poco habría servido. El agujero deja pasar perfectamente a una persona, pero nada indica que se trate de la misma banda que actúa en el norte de España estrellando coches robados contra las lunas de las peleterías, aunque sea igual de rápida y efectiva.Estos abrigos, que costaban la mayoría de ellos más de un millón de pesetas, suelen venderse después a un precio muy inferior en mercadillos.

PUBLICIDAD

GUIA DE FORMACION