×

La firma de ropa interior masculina Zero Defects celebra su centenario


Zero Defects (ZD) se distingue por sus prendas artesanales elaboradas con materiales de alta calidad que se adaptan al cuerpo como una segunda piel.

POST PATROCINADO

|22.05.2020| En 1920 ZD abrió su fábrica en el corazón de Mataró (Barcelona), la capital textil de la Cataluña de principios del siglo XX. Actualmente la factoría sigue en el mismo lugar, la compañía mantiene su filosofía original y todavía aspira a crear la prenda perfecta. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, Zero Defects cuenta actualmente con las mejores soluciones para fabricar una ropa interior que se adapte al cuerpo como una segunda piel.

caracol, control de calidad, mataró, producción artesanal, ropa interior, ropa interior masculina, ZD, Zero Defects

Familiar, artesanal y nacional

Con 800 puntos de venta y una plantilla de 50 personas, ZD sigue siendo una empresa familiar que presume de una producción artesanal y un capital 100% español. A lo largo de este siglo de historia, la compañía ha crecido y ampliado su gama de tejidos y diseños, patentando e introduciendo nuevos materiales.

Entre estos destacan el algodón elástico, que fue toda una revolución en la España de 1975; y la fibra de soja, un tejido inteligente que ha supuesto un nuevo hito en la innovación textil. De hecho, a día de hoy ZD sigue siendo la única empresa española que fabrica ropa interior con hilo de soja, una materia orgánica, hipoalergénica y antibacteriana.

Los cuatro pilares de ZD

El savoir faire centenario de Zero Defects y la independencia de la marca la distinguen de otras empresas o multinacionales que han deslocalizado su proceso de producción a otros países. De hecho, tras un siglo de actividad, ZD sigue fiel a los cuatro pilares con los que nació:

  • Uso de materias primas de alta calidad.
  • Producción artesanal.
  • Control de calidad exhaustivo.
  • I+D+i estratégico.
caracol, control de calidad, mataró, producción artesanal, ropa interior, ropa interior masculina, ZD, Zero Defects

“En nuestra búsqueda de la excelencia, creamos la ropa interior perfecta con la mejor materia prima y de una forma artesanal”, afirma Katy Muñoz, CEO de ZD.

Hecho a mano

Las prendas de Zero Defects no son industrializadas ni responden al modelo de fast Fashion, sino todo lo contrario. El proceso de confección se divide en ocho etapas: selección de materias primas, confección, repasado del tejido, tintura, corte manual, confección especializada, estirado manual de costuras y control de calidad.

Todas ellas se realizan con la máxima atención, técnica y responsabilidad: se seleccionan hilos de alta calidad; en la sala de tintes y acabados se usan productos no agresivos para el medio ambiente; el corte del tejido se hace de forma manual, lo que requiere mucha destreza y habilidad; y, además, debido a la elasticidad y delicadeza de los tejidos, la confección de la prenda es muy laboriosa. En definitiva, cada producto ZD está trabajado de forma artesanal y marca una gran diferencia con las prendas producidas en serie de forma globalizada.

Estrictos controles de calidad

Para garantizar la perfección que las define, las prendas de Zero Defects se someten a unos estrictos controles de calidad para comprobar la resistencia de los materiales. Por ejemplo, a la goma de la cinturilla se le da 60.000 vueltas con una extensión del 75% y los tejidos se estiran hasta el 200% de su capacidad y se someten a 200 lavados. Estas pruebas determinan que los productos de ZD tienen una durabilidad 10 veces superior a la de una prenda estándar y que no se deforman después de los lavados.

caracol, control de calidad, mataró, producción artesanal, ropa interior, ropa interior masculina, ZD, Zero Defects

Diseños clásicos y atemporales

Sus prendas destacan por los diseños clásicos y atemporales, la comodidad y la elaboración con las mejores fibras naturales. Entre estas destacan el algodón egipcio, el hilo de soja, el hilo de Escocia, el algodón orgánico y la lana merino. Además, el acabado a mano suprime cualquier percepción de costura, dotando a cada prenda de una suavidad y calidad excepcionales.

Puntos de venta y eCommerce

Con puntos de venta repartidos en grandes superficies como El Corte Inglés, sastrerías, lencerías y tiendas emblemáticas y centenarias, Zero Defects se ha posicionado como un estándar de calidad. Los pedidos de productos online, por su parte, proceden de todas partes del mundo: de Estados Unidos a Colombia, pasando por Nueva Zelanda o Aruba.

A pesar de todo, tras un siglo de actividad -y aunque muchas pequeñas y medianas empresas textiles han desaparecido o se han integrado en conglomerados multinacionales- ZD siempre ha permanecido como una marca independiente.

Echando la vista atrás…

Ubicada en la céntrica calle de Santa Marta de Mataró y con un siglo de historia la fábrica de Zero Defects es una rareza en el mundo industrial actual. Esto se debe a su ubicación, alejada de los polígonos, y a su plantilla de trabajadores locales, que a menudo sigue la tradición familiar de madres a hijas.

Marca Caracol

Bajo la marca Caracol, ZD comenzó confeccionando ropa interior de caballero según la moda de la época: calzoncillos de algodón muy grueso y pantalones largos de felpa. Durante décadas se dedicó a la fabricación de ropa interior masculina básica y resistente, con una gama de seis modelos en tres colores. Tras un centenario, su catálogo actual consta de más de 1.000 referencias de tallas y colores.

La llegada del algodón elástico

En los años 70, tras una fuerte inversión en investigación e innovación, llegaría la gran revolución en el sector: el algodón elástico. En aquella época, salvo algunas prendas de baño, no existía el tejido elastizado y fue ZD la compañía que lo lanzó de forma pionera en España. Tras una ambiciosa campaña publicitaria a nivel nacional en 1975, el nuevo producto de ZD causó furor.

Años 80, la época dorada

En los 80 llegó el periodo de máximo apogeo: se fabricaban 700.000 prendas al año con una plantilla de 80 trabajadores. ZD empezó a participar en ferias nacionales e internacionales hasta que, en 1992, ZD vivió un boom de ventas con el lanzamiento de su línea atlética.

Fibra de soja

En 2011 se incorporó fibra de soja a la ropa interior, una gran revolución para la marca. De hecho, Zero Defects es, todavía a día de hoy, la única empresa española que fabrica prendas con hilo de soja. Se trata de un material costoso, escaso y difícil de tejer, pero con unas propiedades únicas. Entre estas destacan una gran capacidad de absorción y transpiración, así como una aportación de hidratación y suavidad. La soja es un tejido inteligente, orgánico y antibacteriano, ideal para pieles sensibles con tendencia atópica, que además evita reacciones alérgicas.

caracol, control de calidad, mataró, producción artesanal, ropa interior, ropa interior masculina, ZD, Zero Defects
Línea femenina

Fue el 2012 cuando, motivada por las interesantes propiedades del tejido de soja, la firma de ropa interior dio el salto y lanzó su primera línea femenina.

Hacia mercados internacionales

En 2015, Zero Defects inició su proceso de internacionalización. Avalada por su trayectoria y tradición artesanal, la firma empezó a exportar sus prendas al mercado europeo, donde son especialmente apreciadas por su calidad y acabados. El objetivo es seguir abriendo mercados en Europa y consolidar la presencia de la marca en Francia y Portugal.

Un porvenir esperanzador

Con la mirada en el futuro y su know-how centenario, ZD sigue desarrollando nuevos tejidos que dan respuesta a las exigencias contemporáneas. Actualmente colabora con unos laboratorios farmacéuticos en el desarrollo de un tejido técnico que superará a los que hay en el mercado.

Se trata de bragas y compresas para la menstruación: reutilizables, confeccionadas en algodón orgánico y con un tejido 3D súper absorbente que evita los olores. Además de la practicidad, se elimina el impacto medioambiental de tampones y compresas, evitando la gran cantidad de residuos que generan estos productos menstruales. Sin lugar a dudas, es una clara apuesta por la sostenibilidad que ZD siempre ha abanderado.

Para más información: https://www.zdzerodefects.com/