Seguridad en el punto de venta, por Checkpoint Systems


David Pérez del Pino, director general de Checkpoint Systems, habla sobre cómo reducir el hurto en tienda sin perjudicar la experiencia de compra de los clientes.

|08.01.2020| Cada vez son más las herramientas que permiten controlar los artículos de una tienda mediante un sistema de seguridad no intrusivo. El Especial de Pinker Moda 366 estuvo dedicado a la seguridad en el punto de venta (página 40). El foco de atención se situó sobre las soluciones que garantizan una buena experiencia de compra sin dejar de lado la seguridad de los artículos; un desafío en el que juega un papel muy importante la tecnología RFID.

David Pérez del Pino, director general de Checkpoint Systems

Hablamos de ello con varias empresas del sector que expusieron su visión de la situación y dieron a conocer algunas de sus soluciones al respecto. Dichas compañías son: CheckPoint Systems, Keonn, Moinsa, Nedap y Sensormatic Solutions. Exponemos a continuación las respuestas de David Pérez del Pino.

Retail Security in Europe

¿Podría definir el panorama actual en lo que a hurtos en tienda física se refiere?

Este año se presentó el estudio “Retail Security in Europe”, realizado por Crime&tech con el apoyo de Checkpoint Systems. El informe, focalizado en 11 países europeos, arrojó datos interesantes respecto a la pérdida desconocida y a las medidas de prevención que se utilizan.

En Europa la pérdida conocida y desconocida representó de media el 1,44% de la cifra de ventas de los retailers entre 2015 y 2017. Un 2,1% si se añade el gasto en medidas de seguridad y prevención contra el hurto (0,61%).

España ocupa la primera posición en el ranking incluyendo la pérdida conocida y la desconocida con un 2% de media, seguida de Bélgica y los Países Bajos con un 1,9% y Francia con un 1,7%. En su conjunto, los retailers invirtieron en nuestro país un 0,7% de su cifra de ventas en adoptar medidas de seguridad contra la delincuencia.

Impacto económico

El coste de la delincuencia y la merma (35.000 millones de euros) más la inversión en medidas de seguridad (14.500 millones de euros) arroja un impacto económico anual que representa el 2,1% de la cifra de ventas de los retailers europeos. Es decir, 49.500 millones de euros en los 11 países analizados: 78 euros anuales por cada español. En este balance, nuestro país se sitúa en la media europea, con 3.645 millones de euros (2.542 millones de euros de pérdidas y merma, y 1.103 millones de euros de coste en inversión en seguridad).

Los artículos más hurtados en el sector textil según su valor son los accesorios, seguidos de las prendas de punto, los pantalones y las blusas. En cuanto a cantidades, los artículos que más desaparecen son los pantalones y los jerséis. En términos generales, la pérdida conocida y desconocida representa en España el 2,6% de la cifra de ventas en alimentación, frente al 1,3% de media en otras categorías de artículos.

Inversión en soluciones antihurto

En los 11 países europeos que aborda este estudio, el coste de las medidas de protección tomadas por los retailers asciende al 0,6% de su facturación total. Por ámbitos, es mayor la inversión en seguridad en bricolaje y gasolineras (1%), textil (0,7%) y alimentación (0,6%). En España, los retailers invirtieron un 0,7% de su volumen de negocio en medidas de seguridad.

Las contramedidas más habituales son los cámaras de vigilancia, los sistemas antihurto (EAS), las alarmas conectadas a central receptora, vigilantes de seguridad y los contadores de personas.

El sistema más utilizado para la gestión del inventario son las etiquetas de código de barras, que representan el 71,7%. La radiofrecuencia de identificación digital (RFID) ya representa el 7,6%, instalada de forma independiente o junto al código de barras.

Estacionalidad del fraude

Los periodos con mayores pérdidas son aquellos que coinciden con el lanzamiento de colecciones o nuevos productos, las épocas vacacionales (sobre todo navidad) y los fines de semana. Primavera es la época del año que registra mayor hurto en porcentaje sobre ventas y el invierno en valor absoluto.

Factores que favorecen la pérdida

Entre los factores externos que más impactan en el fenómeno de la pérdida, los minoristas europeos destacan que ésta es más cuantiosa en áreas urbanas con alta densidad de población y renta más baja.

Asimismo, el estudio pone de relieve que la pérdida es mayor en tiendas de tamaño grande y que existe una correlación entre el número de horas de apertura al público y la pérdida registrada. Por otro lado, el fraude es más elevado en los establecimientos próximos a estaciones de tren o de metro, en los situados en calles de gran afluencia de público y en aquellas tiendas que disponen de cajas de auto-pago.

Desarrollo tecnológico

¿Considera que el desarrollo tecnológico está ayudando a reducir los hurtos en tiendas físicas? ¿En qué medida?

¡Por supuesto! Gracias a la tecnología podemos saber qué stock tenemos y dónde lo tenemos, podemos saber si nuestros sistemas de seguridad están funcionando, podemos detectar inhibidores de frecuencia, evitar fraudes en las pasarelas de pago e incluso fallos en el etiquetado manual. La tecnología nos permite recopilar datos que nos ayudarán a detectar fallos, comportamientos delictivos y, en consecuencia, poder actuar para prevenirlos.

Las revolucionarias antenas NEO, la app Store-Star para recopilar y analizar información, el sistema VisiPlus 3D para el conteo de personas, y la tecnología RFID son algunas de las soluciones que más están ayudando a reducir los hurtos en tiendas físicas.  

La búsqueda de la experiencia de compra ideal es un reto para muchos retailers. ¿Cómo pueden los sistemas de seguridad en tienda condicionar el customer journey?

El 78 % de los consumidores afirma que una experiencia agradable es un factor clave para elegir las tiendas físicas frente al comercio electrónico, por eso las soluciones de prevención del hurto tienden a ser discretas, agradables, buscan la conectividad y alcanzar el nuevo ideal de tienda: la tienda omnicanal.

Omnicanalidad

Los consumidores están cambiando sus hábitos de compra, sobre todo desde la llegada de internet. Con un perfil cada vez más tecnológico, los clientes ya no dependen sólo de las tiendas físicas, sino que en la red investigan y también compran. Por eso, el sector retail se está transformando y adaptando para ofrecer experiencias de compra óptimas e interactivas. La omnicanalidad significa que el cliente puede adquirir lo que quiera, cuando lo quiera, de la forma que quiera, es decir, online o física, sin que importe el tiempo o la distancia.

Ser omnicanal demanda cambios estructurales. El primero de estos cambios pasa por la tecnología, pues es necesario que el stock esté actualizado y visible en todo momento para conocer la disponibilidad de artículos. La tecnología RFID es la gran aliada. Pero más allá del control total sobre la mercancía y pensando en dar respuesta a las nuevas necesidades del sector, los retailers se ven obligados a adoptar nuevas tecnologías para poder ofrecer una experiencia en tienda acorde al mundo digital en el que vivimos actualmente. Un ejemplo sería el uso de pantallas interactivas, realidad aumentada o espejos inteligentes que incorporar a los comercios.

Décathlon Coignières – France – Novembre 2015.

La experiencia de compra en tienda evoluciona principalmente por las demandas del nuevo cliente hiperconectado. Para los retailers empieza a ser insuficiente garantizar que la mercancía esté siempre disponible y ahora también deben ser capaces de satisfacer los deseos de unos consumidores digitales que demandan poder explorar los productos antes de efectuar la compra.

Conectividad

Un aspecto fundamental que condiciona el customer journey y que es necesario además en la tienda omnicanal, es la conectividad.

La conectividad permite mejorar las operaciones en tienda y hace que todos los dispositivos estén conectados. La conectividad en tienda proporciona datos en tiempo real de lo que sucede en el lugar, desde el número de personas que entran o salen, las horas pico, hasta los productos más y menos vendidos. Es decir, la conectividad existe desde la propia entrada al establecimiento, pasando por los lineales de los productos, aplicada al momento de cobro, y hasta la salida final del comercio. Además, la conectividad permite conocer el estado de los dispositivos antihurto las 24 horas los 7 días de la semana.

HALO es una de las soluciones de Checkpoint Systems para asegurar la conectividad. Integra en una única plataforma de software inteligente todas las aplicaciones y servicios conectados aplicables a cada comercio minorista. HALO permite, por un lado, controlar todos los dispositivos conectados de cada tienda y, por otro, recopilar y procesar los datos generados para generar reportings que faciliten la gestión del negocio y la toma de decisiones.

En resumen, las tiendas han evolucionado y han cambiado de una forma nunca vista; el mundo del retail es una experiencia interactiva y personalizada. Una experiencia alimentada por el data en tiempo real, y por las decisiones que esa información nos permite tomar. El futuro pasa por cuidar las tiendas y los productos a través de tecnología RFID y tecnología personalizable, pasa por ser omnicanal.

Las tiendas han evolucionado y evolucionarán más, y esta evolución definirá la tienda del futuro. Las tiendas ya no serán meros espacios donde hacer transacciones, sino lugares donde vivir sensaciones. Todo girará en torno a la experiencia continua de compra.

Inversión en seguridad

Generalmente, ¿los retailers muestran predisposición a la hora de invertir en seguridad, o son más bien reticentes?

Si bien es cierto que cada vez más empresas se interesan por saber cuál es la mejor forma de proteger su negocio, también es cierto que cada vez en más medida buscan innovación y medidas concretas para sus necesidades. Por ejemplo, los retailers no se conforman con los sistemas antihurto tradicionales, quieren antenas innovadoras, a juego con sus conceptos de tienda, con softwares cada vez más avanzados que les permitan no solo proteger la tienda, sino recopilar datos que les sirvan para estrategias de marketing. La inversión en seguridad se intenta maximizar y se mide mucho el retorno que conlleva.    

¿Cuáles de sus soluciones de seguridad son las más demandadas por parte de sus clientes? ¿Cuáles son sus prestaciones principales?

Las etiquetas y las antenas son las medidas de seguridad por las que los retailers muestran más predisposición, y cada vez más retailers se interesan por los sistemas RFID y el etiquetado en origen, aunque estas dos últimas opciones son más comunes en otros países de Europa como UK, Italia o Alemania.

Para más información: https://www.centricsoftware.com/

Lea el Especial al completo en PINKER MODA 367

Las noticias más leídas



Nombre (requerido)

Empresa

Correo electrónico (requerido)

Seleccione el país (requerido)

Seleccione la provincia (requerido)

Seleccione el SECTOR (requerido)

He leído y acepto la Política de Privacidad Si

Descarga nuestra última edición!